lunes, septiembre 13, 2010

Play back


En las películas sobre músicos, los actores por lo general hacen play-back. El sonido muchas veces no coincide con la gestualidad del músico (o el típico truco de filmar las manos de otro). El perfil de músico por lo general sí que coincide con el estereotipo del artista en trance cinematográfico: inspirado, como drogado, en pleno éxtasis artístico.
Un buen profesor de instrumento diría, no malgastar energía con movimientos corporales excesivos. La energía hay que ponerla en la música. No moverse de más, no poner las emociones en la cara sino en lo que se toca y principalmente concentrase en la música. El teatro de la música pasa principalmente por el sonido.

En mi teatro de la música, los músicos tocan de verdad, aunque bastante poco; sólo lo necesario. En mi teatro de la música los músicos nunca actúan. En un neo-realismo de cámara, ellos hacen de sí mismos. Lo más posible.  

2 comentarios:

gabriel dijo...

Me gustó. También pueden los músicos hacer de actores que interpretan a músicos...

Tía Ce dijo...

Es como un efecto Droste(en Holanda, la publicidad del cacao contiene el dibujo dentro de dibujo adentro del dibujo); en Argentina era el envase del polvo Royal o la etiqueta del aceite Cocinero. Se llama imágen recurrente.
En este caso es el músico que hace de actor que hace de músic... hasta el infinito.