miércoles, diciembre 16, 2009

Gespleten piano o el piano escindido

A algunos días del estreno de Gespleten Piano en el Festival de Palma de Mallorca puedo decir que estoy muy conforme con la pieza. Las cosas confluyeron muy bien. La pieza es lo que esperaba, Modesto Lai tocó muy bien y el clima se armó. El proceso fue bastante estresante, comenzando con la escritura, ya que no tenía mucho tiempo para trabajar, menos de dos meses y lo pagué con mi equilibrio emocional y con mi insomnio permanente. Estoy contenta (muy muy) con la obra, pero la pasé mal escribiendo, exigida al máximo. Tuve que faltar a yoga y estaba super nerviosa. No me gusta trabajar bajo presión – aunque debo decir que funciona bien en mi o a pesar mío. Basta de queja.  

“Gespleten piano” es un pequeño poema escénico de 30 minutos con tres veladores, dos escobas (elemento arbitrario), dos reproductores de casette (encontré cosas alucinantes en los mercados de Holanda!) ; también hay en la pieza un espejo colgado reflejando el teclado; el espejo no funcionó muy bien, ya que es muy difícil plantear desde la audiencia un punto de vista único para un espejo pequeño  en un un teatro con una boca ancha… tema a estudiar.

Esta experiencia me anima a escribir algo más largo. Obras más “self-contained” que puedan funcionar como obra única de programa, una obra independiente de música -teatro. Ya vendrá el tema de cómo pensar la manera de programar algo así.   

Creo que la escena en Gespleten piano, funcionó muy bien ( Y toda la escenografía, a excepción del piano- entra en una valija!). Tengo con respecto a este trabajo, más preguntas con respecto a la música que con respecto al drama. Mi pasado teatral me está dando bastante satisfacciones. Pero el tema es siempre cómo sostener estos discursos desde la problemática músical. Me pregunto por ejemplo qué significa un espejo reflejando los movimientos del pianista en relación a la construcción de la música(pregunta que dispara muchas fantasías flamenco-renacentistas); como se sostiene la duplicación de materiales sonoros (sobregarbación- ecos, duplicaciones de fragmentos) desde un punto de vista constructivo musical, etc. En definitiva, cómo se hace para articular esta gramática auditivo-visual de una manera orgánica.  

Creo que estas problematicas no hay que no hay que intelectualizarlas demasiado e irlas resolviendo con sucesivas obras, pensandolas más "en acto".

1 comentario:

gabriel dijo...

y esta magia, también me encanta!