lunes, diciembre 10, 2007

Piet-Jan van Rossum

"The music in The informer [by John Ford] often gets interrupted bluntly and suddenly, in mid-phrase producing a silence which the subsequent dialogue resonate strangely”
Michel Chion , “Audio vision”.

Esta cita de Chion me recuerda la música del compositor holandés Piet-Jan van Rossum (aire fresco en estas tierras!!) , y su pieza para ensamble y cinta "Attendre longtemps, je suis sans identité..." tocada por el Ives ensemble. La cinta, que acompaña al ensamble, está construida con sonidos básicos, de sinusoides, clicks y bandas de ruido. Lo interesante no son los materiales que usa van Rossum - que son básicos - sino la manera que articula la cinta con el ensamble instrumental: varias veces, en la mitad de “la frase musical” la cinta se detiene abruptamente. Suena a error. Pareciera que uno de los músicos hubiera desenchufado sin querer el aparato de audio.
Esa fractura produce un efecto de percepción notable ya que en un doble movimiento pone en evidencia la continuidad en la que veníamos sumergidos y plantea una expectativa a futuro.
Pero lo más interesante, es que pone hace visible la convención de la puntuación musical utilizada en el resto de la pieza y la gramática de lo previsible de la música en general, donde todo cortésmente se anticipa, se muestra y se despide, (varias veces si es posible) siguiendo las reglas de cortesía de la condesa Eugenia de Chikoff.

No hay comentarios: