lunes, diciembre 26, 2016

Reflexión navideña

Estoy en la nube. Y como todo en la vida, excepto en las sinfonías de Mozart, las cosas en borrador son lo que finalmente nos define.
De que estoy hablando? Escribir musica es una ocupación para toda la vida. Hay momentos in, pero mayormente momentos out, donde uno se pregunta que es lo que hago, cual es el rol del compositor en la sociedad, cual es la relación entre los materiales y el momento que vivo, que es legado, que es mío (lo mío!!!)? Paciencia y trabajo. Nota a nota, piedra a piedra. El día a día, el nota a nota es lo único que se me ocurre hacer. Como se puede uno saltear los días, la historia del momento? Para saber qué? Cual es el rol de "nuestro arte" en la sociedad, por ejemplo? Mejor me quedo en un rincón rascando la guitarrita y prendiendo un par de ventiladores. Por veinte años mas. Y después veo que pasa.
Acá, celebrando la Navidad en el sur de Holanda, se me pega un poco esta cosa calvinista, de hacer la tarea, sin tanto discurso, tanta pregunta, sin tanta necesidad de saber para qué.

No hay comentarios: