sábado, enero 31, 2015

FB

Dijo mi padre hoy: yo no entiendo el Facebook, toda esa gente con tanta necesidad de mostrarse, haciendo el rídiculo...

miércoles, enero 28, 2015

Vitoria 2015 - con Abel

Esperando la carroza en el Guggenheim Bilbao en un sillón de Ikea!

Oteiza, la nada y el todo- San Sebastián.
Chillida, las olas y el viento - San Sebastián
Hola ola - océano Atlántico en general

Embanderados de San Sebastián

Bajas calorías - Centro Cultural Monte Hermoso, Vitoria
 Arte ataka! - Centro Cultural Monte Hermoso, Vitoria
 Super Euskal para lo que necesite! - Centro Cultural Monte Hermoso, Vitoria
 Pasado pisado - Centro Cultural Monte Hermoso, Vitoria
Coleccionista - Café La Cepa, San Sebastián
Colección de colecciones - Café La Cepa, San Sebastián

No hay dos sin tres - Café La Cepa, San Sebastián

Ojo al piojo! - Bosque de Oma

Chau bombón! - Bosque de Oma


martes, enero 27, 2015

arte, arte, arte


Cada vez me interesa menos el circulo reducido de la música contemporánea en una torre que ya no es ni de cristal. Cada vez me interesa menos el deslavado rol del artista en la sociedad. Seguiría siendo fundamental si encuentra nuevos compromisos, fuera de la noción de carrera y de divertimento qualité.
No me imagino un mundo sin una energía estética tranformadora y visionaria... pero es que lo que nosotros hacemos está cada vez más lejos. 
Igual mi corazón está más cerca de los "hacedores" que de los "habladores", les creo más.  
Creo que con repecto a "la función social del arte" volvemos al Renacimiento, cuando el artista es un artesano que bien hace una silla o compone una misa, compartiendo el mismo status social. Con el Romanticismo el artista empezó a ser un iluminado, un revolucionario, trayendo mensajes de otras realidades: dejo el taller para trepar en la torre de cristal.
Y ahora en pleno siglo... volvemos a la función más funcional del arte: divertimento, acompañamiento, decoración, wall paper.
La idea del artista iluminado es detestable. Pero la idea del arte que ilumina, que cambia, que mueve, que revoluciona, es fundamental.



lunes, enero 26, 2015

Vive l'amour

Hermos pelicula del director Tsai Ming-Liang. Las escenas están allí esperando ser pobladas por los personajes. Escenas trasnversales de ángulos cortados, puertas entornadas, pasillos, corredores, escaleras, barandas, todos ellos espacios "entre medio"  La fotografía superlativa, muestra una composición hiper esteticista con elementos despojados.
Me divertí un rato sacandole fotos a la pantalla de la computadora. La foto de la foto: me fui de vacaciones a Vive l'amour.
amores entornados

en gama de blancos

claroscuro hecho en casa

tacos altos

la vida es tránsito

laberinto de amor

in between

la luz al final

poesía urbana

opciones

domingo, enero 25, 2015

Cadáver exquisito 4

Y la vida es tan loca como previsible. Cumplir los deseos en realidad  se trata de abrir la puerta a cosas que ya están ahí. Por eso el deseo es tan poderoso y  siempre verdadero, porque no hay escape. En el momento en que el deseo es lo suficientemente fuerte, las cosas están allí para constatarlo, porque en realidad siempre estuvieron. El deseo no hace que las cosas aparezcan, nos hace a nosotros plausibles de verlas. El deseo no inventa las realidades, las descubre allí donde estaban. Es muy difícil soñar con algo realmente muy lejos de nuestra orbita, y a aquellos que pueden hacerlo por lo general no les causa mucho placer. Por lo general nuestros sueños están en el barrio, son cercanos, limitados y pequeños. Algo muy lejano no entra en nuestra cabeza. Posiblemente si en la realidad de nuestro mundo, pero no en la percepción de él. Ir a un safari y cazar un león en  Africa es levantar el c… e ir.  Esa es la parte fácil. Todo el imaginario necesario para levantar el c… es la parte difícil. No se desea lo que no se conoce. Y eso es facilísimo de ver en los otros: es difícil, quasi imposible salirse de la propia realidad. Uno quiere lo que tiene, aunque sea una reverenda m... La realidad que uno es capaz de imaginar, con el corazón, con la mente, es la realidad que se vive. Las otras, aunque estén allí, maravillosas y listas para ser tomadas, no son concebibles y hasta despreciadas. Y ese es el costado esquivo del deseo. Por lo general la palabra deseo tiene una connotación positiva. Pero se desea todo. Se desea el dolor, la frustración, se desean las limitaciones y los abandonos.

Uno está siempre torciendo el resultado tratando de encajetar el deseo en un marco bonito. No nos creemos capaces de desear cosas negativas para nosotros aunque lo hacemos todo el tiempo. Así como tenemos el germen de construir una vida, una casa, escribir un libro, tenemos los mismos gérmenes de la destrucción: lastimar a nuestros seres queridos, y lastimarnos profundamente a nosotros mismos. Es un combo y una cosa incluye la otra ya que no existe el blanco sin el negro y el sonido sin el silencio. Y ahora viene la parte donde se dice que todo va a mejorar, pero no. En realidad todo lo bueno está allí si se puede aceptar. Filosofía de estaño dominguera. Internet es generosa y siempre nos da un lugarcito a todos. 

domingo, enero 04, 2015

La sombra y su hombre

El espejo y su doble
Estoy escribiendo una pieza para vinilo y pick up construida con sonidos residuales; más de lo mismo: ruido de la púa, zumbidos, scratches, estática, ruido del parlante. El vinilo tiene sonidos del tocadiscos previamente grabados que se mezclan con los zumbidos y scratches reales del tocadiscos en vivo (el reproductor tiene que ser un tocadiscos antiguo, a válvula, con ruidos y sorpresas); como resultado se forma un dúo entre el tocadiscos en vivo y su eco previamente grabado, en un juego de espejos acústicos (para expresarlo de una manera poética).  Los ruidos del vinilo previamente grabados suenan junto con las inesperadas ocurrencias del tocadiscos antiguo en vivo, siempre tan al borde de romperse, con sus ocurrencias tan inesperadas como previsibles en su nostalgia demodé.
La estética es trillada pero la idea del doble que se adelanta a su original es siempre fascinante: qué es primero si el original o la copia es imposible de decir, como si el original y la copia pertenecieran a dos dimensiones que se han desfasado y cobraron existencia propia, quasi simétrica. Y es en ese "quasi" donde está toda la gracia.  Como el actor que actúa de si mismo, el vinilo actúa de vinilo. Esta es una pequeña piecita tonta y filosófica a la vez. - Chupate esta mandarina Adorno! Y como frutilla de la torta, otra pequeña tontería que me llena de felicidad: apoyé una pequeña linterna  sobre el vinilo,  que cuando gira crea en la habitación oscura un efecto discoteque tan rudimentario como fascinante. Una obra para placer del filósofo y del bobo del pueblo. 

viernes, enero 02, 2015

2015

G.W.F. Hegel acerca del arte: una vez que éste perdió su función social (y religiosa) conservó su presencia como una forma vacía para la reflexión filosófica. Y, por cierto, el arte contemporáneo es una invitación constante a pensar en su propio estatuto artístico. 

En un mundo flexible y cambiante el sentido de las cosas cambia muy velozmente. Seguramente las genraciones pasadas tenian la misma percepción con respecto a su época. Pero la vida ahora es (en teoría) más larga. Vivimos muchos más años que nuestros abuelos, y con mejor salud, por lo que un "vida moderna" equivale a dos o tres vidas de las generaciones pasadas.
El nuevo desafio contemporáneo es reeditarse, vivir el momento histórico en una escena cambiante, o al menos, cambiante para nuestra modesta perspectiva de observadores longevos y a veces también creadores asiduos de -en el mejor de los casos- belleza y felicidad.
Cuando yo era chica, hasta que cumpli 18 años, no teniamos telefóno de línea en casa, e internet no existía; las computadores eran sólo accesibles para los ingenieros de la nasa o para el compositor multisubsidiado del primerísimo mundo. Era lo que distintos viejos repiten en cada época: otro mundo.
Cómo será el mundo dentro de 30 años?  Me gusta lo nuevo con locura, me da curiosidad y alegría. También me sigue interesando el pasado, pero eso, creo, es un rasgo de modernidad más que de la antiguedad. Hay una concepción equivocada que relaciona los eventos del pasado con la nostalgia, cuando yo creo que la mezcla de presente, pasado es un rasgo muy común de nuestra contemporaneaidad, esta de ahora, la que nos toca vivir. Ya mismo.
Ser compositor es diferente ahora de lo que era ser compositor hace 20 años. Y ahora no se bien que significa. Estoy perdida en la sociedad. Y si bien la actividad me gratifica, la falta de sentido me conmociona. Pero lo que creo peor,  es tener una idea de sentido de la actividad trastocada. Es patético, mejor dicho triste, ver como mucha gente se siente "un mensajero de los dioses" y no terminan siendo más que entretenedores sociales "de qualite".  No digo que no sea importnate la tarea. Digo que las preguntas han cambiado sustancialmente y a dónde nos llevará todo esto, mi dió!
La actividad se vuelve vacía y solitaria: es un acto cada vez más individual para un resultado cada vez más homogéneo, más parecido a lo que hacen todos los demás, en la China o en Banfield. En un mundo cada vez más individualista, todos hacemos mas o menos lo mismo, todos pensamos más o menos las mismas cosas. Valga la paradoja.