domingo, junio 08, 2014

Redundantes

 “Lo que está destinado al ojo no debe repetir lo que se destina al oído”  dice Robert Bresson

... es una gran metáfora que sirve para reflexionar sobre la redundancia en general: las cosas que son directas por lo general no son muy interesantes: no hay espacio para la imaginación. 
Un diálogo entre disciplinas es un diálogo "en el medio", es una conversación de sobreentendidos y traducciones instantáneas, de perceptivas cruzadas. Las lógicas levemente desfasadas dialogar entre si sin explicitarse todo el tiempo. 

Estoy trabajando en una serie de piezas audiovisuales bajo el nombre “Musique concrete” con esta musiquilla de Bresson rondandome ojos y oídos sin parar.

Me gusta pensarque es en la elipsis entre las disciplinas donde las  cosas ocurren. Y parafraseando a Bresson:  “Lo que está destinado al clarinete no debe repetir lo que se destina a la tuba”, “Lo que está destinado al silencio no debe repetir lo que se destina al sonido”, “Lo que está destinado al corazón no debe repetir lo que se destina a la mente”,  “Lo que está destinado al misterio no debe repetir lo que se destina a la certeza”,  “Lo que está destinado a la sínte...

chan chan!



The tip of the top



Ya sea para componer una pieza que dure un segundo o todo un dia completo, en ambos casos, independientemente de su duración, es necesario crear un universo completo. Por lo general los universos cortos son más complejos, porque todo tiene que funcionar inmediatamente y no hay tiempo para ir y venir. 

Los que amamos la música, queremos construir mundos sólidos con el sonido. Algunos de esos mundos duran muy poco aunque la duración es un detalle.  Es la organicidad de la obra el verdadero trabajo aunque esa laboriosidad meticulosa se manifieste fugazmente, o mejor dicho: instantáneamente.