miércoles, marzo 19, 2014

Álbum de la edad media

Hace años que estoy fascinada por la obra de Schumann, como música en sí, y de su resonancia en nuestra época. Amor que me viene prestado de Gerardo Gandini, un hermoso filtro porteño de Schumann y de mis balbuceos intermitentes en el piano.
La vida, por accidente (o por razones extrañas, diferidas, otras, como son siempre las verdaderas razones!), me pone en Düsseldorf por un año, como un pin y pon en un mapa muy extenso, y caigo junto con otra ficha que es mi deseo de escribir un concierto para piano y tocadiscos basado en Schumann.
Schumann vivió en Düsseldorf y hay un archivo sobre su obra en la ciudad. Es un buen lugar para escribir esta pieza. Tengo el espacio y el tiempo. Tenía ya ganas. No había planeado nada y las cosas no podrían encajar mejor y uno empieza a pensar en la mano gigante que te mueve en un tablero y otras fantasías deterministas.
Cuando no estoy ocupada construyendo mi vida las cosas suceden solas. Lo difícil es, como dice Bikram, confiar en los procesos, dejarse llevar, soltar, mirar, volver a soltar. Disfrutar sin agarrar.
La vida es loca, como el verdadero amor, si lo sabría Schumann.

Allá vamos.  Bis bald!
Orquesta

martes, marzo 18, 2014

Mini turismo - Argentina 2014


verano porteño

paciencia criolla

aire fresco

lo dice la calle

maqueta
atendida por sus dueños

subterráneo

duda
cielito lindo
la vida es bella


alegría alegría
antena parada
depilación definitiva
sweaters en español

domingo, marzo 16, 2014

Again

Comencé a reescribir una pieza antigua para arpa y percusión en nueva versión piano-percusión para Malena Levin y Juanita Fernández en Argentina (y Uruguay).
Más que el problema de la transcripción del arpa al arpa del piano, me encontré con un problema anterior, que es el de la re-escritura. No puedo volver a pisar mi propia huella, por lo que decidí escribir la pieza de cero, usando muchos de los materiales anteriores pero en un nuevo contexto.
La obra original, La magia, es una pieza corta, no se si demasiado lograda, con demasiadas cosas y muchas ideas de diferente índole. Siempre me interesó mucho esta obra, sobre todo por las rarezas, las cosas a medio funcionar, que fueron direcciones a otros lados.
Escribí la primera versión en Francia, en una residencia para artistas en el mar azul donde estuve viviendo por tres meses.  El lugar idílico y el tiempo y el paisaje ilimitados me agobiaban. Me sentía en una cárcel de lujo, encerrada literalmente en un castillito y en mi obra. Aislada en mi misma hasta el hastío, puedo decir que la experiencia artística de laboratorio funcionó a la perfección, aunque de manera distinta de lo que puede sugerir la postal del mar azul. 
Escribí una obra potencial, llena de ideas que como bombas programadas irían explotando años más tarde. Creo que en esa obra descubrí la génesis de un lenguaje, la punta de un ovillo. Apareció algo nuevo, cosas incipientes como gérmenes, casi invisibles, que voy entendiendo que son en otras obras posteriores.
La segunda versión de "La magia" la escribí en Bs As años más tarde. Y ahora se viene la tercera versión que ya es otra obra muy distinta y por eso tiene nombre nuevo: Gestalt. Hay muchos materiales compartidos de la versión anterior, emulando a Vivaldi y a toda una generación de compositores que utilizan de la auto-cita textual.

Borges decía que uno siempre escribe el mismo libro. Bajando al planeta Temperley, si, es algo así, no se puede ir mas allá de uno, ese mundo tan grande y tan pequeño a la vez. 

martes, marzo 04, 2014

Transmorten

El mundo es una experiencia estética increíble.  Dónde estoy después de escuchar esta música? En qué me convierto?
La música es un contenido dónde uno, como recipiente, se tiene que moldear para recibirla. A veces no estamos listos, o no es el momento.
Me encontré con esta sorpresa.