domingo, octubre 20, 2013

do mi sol mi do

Acabo de ver Repulsión y El bebé de Rosemary de Roman Polanski. No voy a hacer un comentario sobre las películas (fantásticas ambas!) sino sobre la banda de sonido. En ambas películas la música consiste en un vecino ajeno a la trama estudiando un instrumento musical; piano en ambas y contrabajo en Repulsión. Escalas, arpegios, notas largas y "Para Elisa". Me fascina la idea.