martes, septiembre 27, 2011

Arte amateur

La definición del arte amateur no está dada por la calidad de la producción. Muchas veces es difícil saber donde está la línea de "calidad". Yo creo que lo que define a un artista amateur es que no considera lo que hace demasiado importante, en otras palabras, no se toma las cosas muy en serio, sino como un pasatiempo momentáneo.

viernes, septiembre 23, 2011

Bartulismo


Me doy cuenta que mi música no es minimal cuando tengo que acarrear la mitad de mi estudio cada vez que tengo un concierto. Cada vez estoy más fraternizada con el gremio de la percusión, esa gente que pasa horas transportando/armando para unos breves minutos de alegría.

jueves, septiembre 22, 2011

Oído al pasar...

El calvinismo nos salva del chirimbolerío.

The live in my life (vivir en vivo)

clickear para agrandar

Entonces... siguiendo la conversación del post anterior...

Estoy planteando para Zand una música concreta, nunca mejor empleado el término: una música para tocar, manipular. Una música operativa, de oídos y manos.

Ante una partitura de música electrónica (ruido blanco, voces, frecuencias sinusoidales) los músicos deciden hacer la obra en sus casas con radios, cuchicheos, melódica, granos; como si fueran dos niños que juegan a ser Stockhausen en la cocina de casa: la clásica batería de ollas, para estos jóvenes nacidos en los 70', se convierte en estudio análogo-electrónico.

Y si... alguien dijo: no lo hagan en sus casas...

A escondidas


Estoy trabajando en una nueva pieza para clarinete y linternas mágicas. Es la remake de una obra que había trabajado con la artista Ida Lohman (+)

http://www.ceciliaarditto.com/videos/zand.html

La imagen proyectada son tres triángulos blancos que se van “llenando” de arena (zand en holandés). Termina la obra con la pantalla negra.

Cuando era minimalista feldmaniana, allá por el 2004, escribí una versión de esta obra para trío variopinto: flauta contrabajo, trombón y viola; una obra, entonces, que estaba basada en el mini detalle: los granos de arena cayendo en los triángulos, la hiperestructura compleja de la pieza apoyada en pocos sonidos, casi inaudibles... una verdadera sutileza.

Esa obra me sigue gustando muchísimo (soy bastante indulgente conmigo misma con respecto a lo que escribo en el pasado); pero ahora estoy parada en otro lugar totalmente distinto. La remake de Zand, para clarinete y objetos tiene otro aura.

La imagen se conserva: tres triángulos blancos que se van llenando progresivamente con arena durante cuatro minutos. Pero la música tiene otra lógica.

La idea es establecer una correspondencia entre imagen y sonido al comienzo de la obra, que a medida que va transcurriendo el tiempo se va quebrando.

El clarinetista toca en la oscuridad y comiena acompañando la imagen con una música en sintonía "becketiana", pero luego empiezan a pasar cosas en esas bambalinas de la luz apagada que se desprenden de la integración imagen-sonido en estilo: los músicos hablan y se ríen, se prende una radio, alguien comienza a trasvasar arroz en frascos, imitando lo que ve en la pantalla. Todo sucede en la oscuridad.

Termina la obra con la imagen en negro total: apagón, pero con unos segundos extra de diversión en bambalinas. El juego del sonido es poético, no circense (el mundo del sonido no es tan feldmaniano, pero definitivamente calvinista). Y los nuevos sonidos son bellísimos, pero vienen de un mundo distinto. Digamos, una sutileza también, pero de otra índole.

miércoles, septiembre 07, 2011

Quasi

Sacar un tornillo con la mano es complicado. Un destornillador vuelve la operación quasi mágica. Son esas pequeñas llaves cotidianas que encontramos en forma de herramientas y nos hacen el mundo accesible.
Ahora sentirse mágico y poderoso por sacar un tornillo con un destornillador es como ser un super héroe prestado.
Lo mismo con la música. La técnica es fantástica, imprescindible (no entiendo a los compositores que intentan sacar tornillos con las manos) y está quasi inventada. Pero claro, ya se sabe, las herramientas nada nos dicen del mundo que queremos construir.
Igual, a estudiar!!


martes, septiembre 06, 2011

Aforismo

No hay nada más parcial que una verdad corta y contundente.


Surrealismo

Si hay algo estereotipado e identificable, es el surrealismo...


3. Linealidad


...la línea puede ser externa y nosotros la seguimos, o nos dejamos llevar por nuestra percepción de las cosas, y el dibujo es más caótico, pero más divertido.
Aunque tal vez, si realmente nos dejamos llevar, los resultados obtenidos sean más comunes de lo que nos gustaría.


2. Egipcios

...también se puede estudiar la historia "por saltos" que es como en realidad ocurre (si se puede decir cómo sucede algo tan complejo).
Construir un mapa cronológico, sí, pero con una linealidad diferente.


1. Historia

Por qué no enseñar la historia de la música cronológicamente (como se hace) pero comenzando desde la actualidad y llegando lentamente a los egipcios...

...los egipcios a los que arribemos serán seguramente otros.


Para Iñigo

jueves, septiembre 01, 2011

Todo lo que no

Parafraseando a Abel... Como decía en el post anterior, es difícil hacer música de una fórmula. Me quede pensando en el por qué del no y me vino un pensamiento creo interesante para compartir.
Uno de los problemas de la música es cuando responde a una sola lógica. Una pieza que está basada en una única idea es como un microorganismo construído a partir de un solo rasgo: finalmente wallpaper. Creo que para seguir con el razonamiento de las fórmulas, una pieza de música debe tener más de una lógica, más de una razón. Perp tampoco tantas, sino se vuelve incomprensible.
La combinación de esas distintas lógicas es lo que hace a la pieza un organismo vivo y único.

clickear para poder leer