domingo, abril 25, 2010

Gags

El teatro musical de gags no me gusta ni un poco!

http://www.youtube.com/watch?v=cVNvNbzcnQc&feature=related

lunes, abril 05, 2010

Economía de recursos


El pianista Yannis Katirtzoglou (un ángel obsesivo!) preparando el set up de Gespleten en el living de mi casa. Las almohadas sirven para apoyar cosas y para dormir a la noche -not in the score. Viva el rancho!

Utilizar objetos en las piezas de cámara es una manifestación de los 70. Creo que Kagel es una figura importante en este campo; el utiliza recursos que ya se utilizaban en el mismo teatro, radio teatro, músicas de animación para dibujos animados, etc, pero creo que su mérito es la formalización de estos recursos en el escenario de la música de cámara. En los años 90... etc, etc.  

Cómo verán, empecé este post con un marco general histórico para enmarcar mi inquietud y darle peso (un resabio de la academia). En criollo, estoy pensando muchas cosas con respecto al armado de las obras de los conciertos de música teatro en la práctica, inquietudes que cobran vuelo ahora con los preparativos del concierto que haremos en Maastricht el próximo viernes. Mi pieza Gespleten piano (es una reprise) tiene lámparas, tapes, y una escoba. La teoría es simple: los objetos no son muchos, está todo explicadísimo en la partitura, el uso de los materiales es bastante orgánico, etc, etc. Pero la realidad de la vida es más compleja. En teoría explicar a un intérprete cualquier acción extra-música pura es complicado y lleva mucho de tiempo. Es por lo general mucho más fácil con los percusionistas, porque ellos están acostumbrados a manejar objetos. Las reflexiones a falta de una son dos: 

1.    Estas cuestiones se irán (se están) haciendo cada vez más orgánicas. Hay que instaurar un uso de los objetos en las prácticas corrientes de la música de cámara con contenido teatral. 

2.    Los compositores tenemos realmente que pensar y re-pensar el uso de cada material, de cada gesto, de cada explicación, ya que su uso en la práctica concreta de la vida musical (ensayos, transporte de cosas, ubicación de cosa sen escena, explicaciones a músicos, etc, etc, etc) es exponencial. Es decir que cualquier cosa que nosotros pensemos que es complicada, va a ser complicadísima. Uno puede escribir lo que uno quiera y terminar con una pieza complicadísima si la idea lo amerita. El punto es la justificación de eso. Uno puede escribir un cuarteto de cuerdas con una sola nota tocada por la flauta, o utilizar un sólo golpe de timbal en una pieza para triángulo… etc, etc… (pienso en el transporte más que en la música). Es como comprarse un vestido carísimo para utilizarlo una sola vez. Puede ser, por qué no! La vida está llena de gestos gratuitos que terminan coloreando el todo. Pero a la hora del orgánico instrumental, es importante que los gestos estén justificados - por el exceso, por qué no, por la extravagancia, por la razón que sea - porque el control de los materiales es parte de nuestra tarea, sea una articulación en una nota o una lámpara de pie. 

Puden encontrar una versión de este post en inglés un poco más lavadita en

http://muziekalsbehindthescene.blogspot.com/2010/04/economy-of-means-maastricht.html

viernes, abril 02, 2010

The camping in my life


Todo el teatro de mi pieza Gespleten piano entra en una cajita que puede ser enviada por correo a la China o a la Quiaca (este último destino más caro desde Holanda!)

Cuando era chica ibamos de camping con mi familia. Eramos 6 en un Citroen 3cv amarillo huevo (el color es irrelevante pero nítido en el recuerdo). Teniamos un carrito (un batán) detrás del auto donde guardabamos todo y más: una carpa estructural con varias habitaciones, juego completo de cocina, ropero, mesa con sillas, juguetes, libros, etc.

Mi papá se vanagloriaba (con toda la razón del mundo) de poder hacer entrar todo ese super castillo de lona en un carrito.

La pasabamos de maravillas en la playa pero sobre todo encajando todo en el batán como si fuera un juego de lógica. Mi papá, sin saberlo, me estaba enseñando composición -por la lógica pero sobre todo por la economía de recursos-.

Orquestación


Preparando el concierto de Maastricht...

Otros compositores afilan el lápiz, sacan el diapasón de su bolsita de terciopelo, y canturrean sus notas o sus enojos contra los músicos.

A mi se me da diferente. Estoy preparando las instalaciones eléctricas para mi obra (si, otra vez!), y pintando el pizarrón para la pieza de Flor Sgandurra. Encontré una pintura en aerosol, ideal para retocar el pizarrón antes de la función. No serán los truquitos de Piston ni de Berlioz, pero tiene su mérito.....

Viva la música... y las tizas!

Los músicos están apoliyando en el piso de abajo de mi casa, un poco camping todo. Mañana ensayamos. Se los ve contentos. Yo, cada vez más hippie... entusiasmadísima... 

Me acuerdo cuando era más chica y hacía obras de teatro en las escuelas donde trabajaba y tenía a todo el mundo pintando escenografía hasta las dos de la mañana, los padres, mi familia, mis amigos... era una experiencia muy bonita para todos.