viernes, noviembre 26, 2010

Dos

Hace unos meses que estoy pensando en la pieza que quiero escribir para el concierto que estamos organizando para el ciclo “Muziek als…” en Diciembre en la Biblioteca Nacional en Argentina. Es una pieza para cantante y vinilos. 

El proceso de la composición se me vuelve cada vez más holístico. Comienza siempre con una fase muy concreta, que es la exploración de los materiales; en este caso, las distintas posibilidades de un disco, o long play, tocado a distintas velocidades. A partir de ahí, con la ayuda de Gabriel Abellán pude organizar un cuadro de modulaciones de altura y de modulaciones métricas en figuración musical. 



Decidí utilizar dos tocadiscos simultáneamente. Y dos discos.

La música: Schumann, una pequeña pieza del ciclo para piano Carnaval. Las otras decisiones se van tomando sobre la marcha. Se suman cuestiones antiguas, piezas a medias, anhelos olvidados, los intentos de tocar Schumann allá lejos en Temperley. Un conglomerado de cosas sin forma. Un conglomerado disperso em intenciones y en el tiempo personal.  

Mientras el combo sucede, yo en el limbo: desobjetivada, casi sin intención. Cada vez más aburrida de lo artístico, de las pretensiones, de ser alguien, de decir algo…

Retomo el hilo. No sé ni lo que estoy haciendo, pero lo hago. Mientras tanto, me entretengo haciendo cuentas y buscando versiones de Schumann en vinilo. Comprando discos en Internet y rastreando discos en mercados de pulgas. Haciendo mini negocios.

En un momento miro la partitura. Se suman las notas a la escena.

Personas que viven en pueblitos de Holanda me mandaron sus vinilos por correo. Se los sacaron de encima por poca plata. Conseguí una versión orquestal de la piecita orquestado por quien sabe quien (no es Ravel)… fea a la velocidad original (grasa!).

Charlas con los amigos, juegos de vinilos a distintas velocidades… mas o menos el paisaje esperable para la pieza. Jajaja, buenísimo. Más jajá. Y ahora metele el dedo al tocadiscos… y si lo pasas al revés? No se arruinará la púa? … Diccionario de la experimentación ya experimentada.

Por ahora la composición, nada.

Me baje unas películas sobre la vida de Schumann infumables. Una con Natasha Kinski y otra con Katharine Hepburn. La segunda todavía en el purgatorio.

Sigo muy ocupada con la organización de todo el ciclo. Durmiendo dos horitas aquí y allá como puedo por las ocupaciones y por la ansiedad.

Ayer en el tren viniendo de un ensayo desde el sur de Holanda me encuentro escribiendo las modulaciones métricas de las distintas velocidades de los tocadiscos. Encontré la fórmula. Era fácil. Espera en Rotterdam de 35 minutos para el cambio de tren. Son las dos de la mañana. Hace mucho frío.  

Todavía en el limbo con la música. No en un limbo interesante, es un limbo anodino. Un limbo-limbo. 

Monté las distintas velocidades de la pieza en un programa de edición de audio llamado Audacity, multitrack y con herramientas que permiten modular el Schumann rítmicamente y con proporciones de alturas simultáneamente, como sucede con el tocadiscos cuando cambiamos de una velocidad a la otra.

… 

Hoy la pieza se me armó. Todo encaja y además todo se remonta a un pasado personal muy intenso que no estaba en los planes. La pieza se llama Dos. Dos tocadiscos a la vez. Dos versiones de lo mismo a la vez. Schumann y Florestán, los dos protagonistas simultáneos de un cerebro alienado. La cantante reproduce frases de una grabación y de la otra. Dos notas aquí y luego dos allá, cruzando la frontera del Eusebius al Florestán. El ejercicio de escuchar dos grabaciones a la vez es enloquecedor. No se puede escuchar dos cosas diferentes al la vez. No se puede vivir con dos voces en la cabeza. Además son dos cosas que también son lo mismo.

Son dos mundos que no pueden encontrar un espacio de existencia común. No es consonante, no es disonante. Es un disturbio. Dos personas distintas que también son la misma. 

Me salió una canción triste. Yo solo pensaba en las cuentas y termino trabajando con una intensidad decimonónica. 

Jamás hubiera podido iniciar el proceso al revés:

A ver ...

Quiero escribir una obra que se llame “Dos”, que se trate de la alienación de Schumann y la convivencia simultanea de sus dos alter egos, Eusebius y Florestán, representados por vinilos a diferentes velocidades con un trasfondo emocional, nunca mejor dicho, traspolado...

La cantante alterna los dos mundos como puede. Apaga un tocadisco. Después el otro.  

Dura 3.30” 


domingo, noviembre 14, 2010

Trio 7090

Clickear para agrandar

Trio 7090 tocarán mi pieza "La máquina del tiempo" en Junio del 2011. La obra está dedicada a ellos y espero que el tiempo pase rápido para que llegue el día del concierto. Son excelentes músicos, muy creativos y muy idealistas. Un privilegio!


jueves, octubre 28, 2010

Charlando con Gabriel Abellán


http://labellephysique.wordpress.com/2010/09/28/sentencia/

El problema de partir de la experiencia es que por lo general es limitada. El mundo es vasto, pero nosotros no. Interpretar el mundo tiene la limitación del que mira, el tamaño del mundo pasa por el tamaño de los ojos que lo captan. Creo que la experiencia en los procesos artísticos es fundamental, pero también limitada.

Explorar los materiales para un compositor es una fuente increíble de ideas, tan pronto como se pueda dejar atrás y trabajar en otro nivel más abstracto. En mi perspectiva, estar muy pegado a materiales determinados es una liberación en un primer término que se convierte en una limitación inmediatamente. Eso se puede ver en los músicos que tocan muy bien instrumentos a la hora de componer: tienen recursos increíbles, pero en un momento no pueden salir del imaginario de un instrumento. Un compositor, mas ignorante del instrumento, es también mas libre para pensar todo desde otro lugar: pensar la música más allá del instrumento, con un poco más de vuelo. El exceso de información es una alforja pesada en estas metáforas trilladas del vuelo.
También la intuición pura, es algo muy limitado, ya que puede devenir en la construcción de una obra ingenua, en un aire poco interesante. La intuición de los otros es por lo general poco atractiva si no esta enraizada de alguna manera con un corpus compartido.

La técnica… si… siempre ayuda para poder imaginar el más allá. Si construimos un cohete para legar a la luna el objetivo es la luna y no la nave. Lo mismo con el contrapunto florido y la armonía espectral. El objetivo es la música. La técnica es un medio.

Si el dedo señala la corchea… no mirés el dedo, ni la corchea. Mira al chino

sábado, octubre 02, 2010

Garabatos


Pienso que a los compositores que nos gusta escribir a mano, como a Piet Jan, Florencia y muá, en algún momento se nos da por el dibujo. El contacto cotidiano con la pluma nos va llevando de una cosa a la otra... 

Además las partituras no dejan de ser dibujos... o al revés? Seremos dibujantes tímidos devenidos en músicos osados?

Estrellas



Nadie quiere tomar riesgos en Holanda, por lo que los programas de los conciertos son "safe" (seguros). Pero estas butacas ya no son cómodas. Son soporíferas. Creo que es una situación general en toda Europa. La paradoja del sistema musical es: si no se toman riesgos se fracasa. No se fracasa estrepitosamente, pero sí lentamente, aburridamente, como una pareja que no se quiere mas y se aguanta día a día por temor. Mientras tanto, el mundo sigue girando y las estrellas que eran nuestras se apagan cada día.

Estrellas eran las de antes! diría un astrónomo viejo, devenido representante de artistas. 

O se avanza o se retrocede, no hay un quedarse en un estado congelado, ideal. No hay la seguridad. Y mientras tanto, nos bamboleamos entre estas dos instancias, p'adelante, p'atrás para poder tener un equilibrio básico y poder ir a comprar el pan de cada día con cierta convicción.


Oído al pasar

Tengo que pensar en una buena historia para que los fondos me den el dinero que necesito para mi proyecto... 

Ya no nos dedicamos a la música, sino a la literatura... 

La narrativa del dinero, esa gran abstracción... el marketing del mundo, esa otra gran abstracción... interesante, complejo.

En Europa todo se está cayendo y tiene su belleza. 

viernes, octubre 01, 2010

jueves, septiembre 30, 2010

La bella física


Tengo la teoría de que se pueden entender la ciencia desde la experiencia de música. No es realmente entender, y seguramente no es la ciencia. Es como acceder a la lógica de las fórmulas desde la poesía o desde el sonido. Es tonto lo que digo, y por eso doblemente válido (anti modestia parte), pero creo que en algún lugar los mundos se encuentran y no es en la mente, o en una mente de otra índole...

http://labellephysique.wordpress.com/2010/09/28/qminterpretacion1/

Gracias Flor por el dibujo (que era en realidad para Gabriel Abellán, pero me quedé con una copia... o era el original? En el mundo virtual no hay diferencia entre el original y las copias. La corto acá!


martes, septiembre 28, 2010

La máquina del tiempo

En mis últimas piezas aparecen como uno de esos sueños recurrentes imágenes de mi infancia.

Es como pasa siempre, mientras pienso en otra cosa (la armonía, el concepto, la forma, etc) lo más importante comienza a suceder por sí solo… y recuerdo todas esas frases de almanaque chino y de John Cage (que está también muy cerca del almanaque) de que uno se enfoca en algo mientras lo importante sucede por otro lado.
Estoy escribiendo “La máquina del tiempo” para piano, violín y trombón; el título puede remitir a la maravillosa ciencia ficción de H.G. Wells, pero en mi caso remite a la ciencia ficción cotidiana, aquella de los viajes a la historia personal, la de jugar con mis hermanas al almacén, con envases de productos vacíos y gastar los patines de rueditas naranjas hasta el cansancio en la cochera de casa.

Mi pieza, "La maquina del tiempo" necesita reproductores de cassette de esa época (70-80) que gracias al Marktplaats, que es un sitio de segunda mano de Internet en Holanda, puedo ir coleccionando a muy buen precio y con packaging original. Estos reproductores además de la música nos retrotraen a un tiempo pasado, en atmósfera y tipo de sonido. 
Recuerdo de adolescente grabar música de cassette a cassette con dos grabadores enfrentados en la cocina del departamento, uno reproduciendo, el otro grabando, y teniendo a toda la familia en capilla porque cualquier ruido entraba en la grabación.
Todo eso es parte ahora de la música que estoy escribiendo, como una arqueología personal de los sonidos, pero sobre todo de las experiencias. Si bien el rewind en la vida no existe, existen los recuerdos y también la música, esa maravillosa gran memoria del mundo.

domingo, septiembre 19, 2010

Al Colón

The reflection itself is a wonder!
It encapsulates in itself some mystery of the universe.
As if reality split and turned away from itself
and got shut in as in prision, or
as thought it was laid to rest in the grave.
As though it no longer belonged to this world.
The impossibility of bringing together life and death is thus fulfilled.
Of having them together.
Of course, as part of an illusion or at play.
The feeling that we can touch eternity. Staying alive.

Kantor, Tadeusz. Guide to the performance "Let the Artists Die": Kraków 1986. (En español se tradujo como "Que revienten los artistas")


Recuerdo que era adolescente y mi mamá me llevó al teatro “San Martín” en Buenos Aires. En mi infancia setentista ese complejo teatral era uno de los íconos que representaba una cultura de excelencia, junto con  “El Colón” (teatro más importante de ópera en Argentina). Otros estandartes de mi educación cultural fueron la colección de música clásica de todos los tiempos del "Selecciones del Reader's Digest" que gastamos con mis hermanas en el tocadisco portatil Winko y la Enciclopedia Británica 1973, ojeada hasta el cansancio. 
Era el año 84, tendría 17 o 18 años y caímos con mi mamá como dos paracaidistas curiosas en una obra de Tadeusz Kantor que estaba de gira por Buenos Aires en ese entonces (que ciudad tan loca!) y que presentaban en el teatro San Martín. La obra era en polaco, sin traducción -ya que no era tan importante el texto porque se trata de un teatro visual tipo operístico -, y duraba como tres horas,  o tal vez más.
Creo que a las dos nos encantó. Fuimos en principio porque la crítica era buena, y era verdad que ya habíamos decidido que nos iba a gustar antes de saber de que se trataba; nos llamaba la atención la duración, el contacto con otro idioma... salimos emocionadas del teatro (y un poco aburridas también, como corresponde!).

Para mi fue una experiencia profunda. Creo que ese tipo de teatro estaba alejado del imaginario cultural que se manejaba en mi familia, pero siempre encontré en mis padres esa cuota de curiosidad y de valoración por lo nuevo, lo diferente, lo innovador que abría puertas a mundos nuevos para las hijas, aunque no se entendiera mucho de que iba la cosa. 


Ahora en Amsterdam, después de una noche de insomnio y unas pocas horas de  sueño a deshoras, me desperté con un sueño dedicado a Tadeusz Kantor. No recuerdo qué soñé, el teatro de Kantor  es de alguna manera el estereotipo de lo onírico, con sus paraguas y sus coros con sombreros negros de corte  expresionistas, por lo que soñar con este tipo de teatro es un poco una redundancia. 

Casualmente había llegado nuevamente a Kantor hace unos meses por otras vías, ya que me interesa mucho el teatro visual y el maneja una temática que en este momento a mi me fascina, que es el tema de los dobles. Yo los trabajo modestamente con reproducciones de audio, él con maniquíes en escena, representando distintas instancias de una persona o personajes alegóricos.

El post de hoy, escrito luego de una noche inquieta, llena de emociones, que ahora a la luz del día , con un mate en la mano, se ven no por distintas menos intensas, tiene que ver con esas influencias azarosas y profundas de la infancia que empiezan a construir un mundo paralelo, con vida propia dentro nuestro.

Vamos, venimos, viajamos, nos olvidamos, nos despistamos y en un momento aparece no sólo un recuerdo aislado, sino un mundo propio que estuvo gestándose mientras hacíamos otra cosa y damos cuenta de él un día cualquiera, mirando la tele o escuchando esa canción particular.



jueves, septiembre 16, 2010

Lectura


Luciana Arditto filma muchas veces sus esculturas, no se limita a mostrarlas sólo en fotos; me gusta esta idea que tene ella de pensar el espacio en relación a un recorrido, una lectura con diversos momentos y perspectivas, pero sobre todo con un ritmo, el ritmo del espectador. En la música las variaciones del tiempo son más que nada psicológicas, y el reloj corre más o menos igual para todos. Una obra dura por ejemplo diez largos o diez cortos minutos, pero siempre 10. En la escultura no. Cada espectador establece la duración "externa" de la obra.

El trabajo de Luciana es a mis ojos extremadamente musical, sobre todo aquellas obras más pesadas,  hechas en mármol, hierro o piedra. Especialmente éstas.

http://lucianaarditto.blogspot.com/search/label/Esculturas

miércoles, septiembre 15, 2010

Proyecciones


El tema de las proyecciones me fascina. Me gustan los teatros de sombras, las linternas mágicas, los proyectores, las diapositivas, las transparencias, los reflejos en el agua, los espejos, los vidrios, los fenómenos ópticos, las cámaras obscuras.
Me pierden! 
Lo que no me gusta es el objeto “pantalla”. Reflejar la múltiple y compleja realidad en un cuadrado de plástico, a veces con patitas, que convierte la poética del mundo en un póster.

lunes, septiembre 13, 2010

Play back


En las películas sobre músicos, los actores por lo general hacen play-back. El sonido muchas veces no coincide con la gestualidad del músico (o el típico truco de filmar las manos de otro). El perfil de músico por lo general sí que coincide con el estereotipo del artista en trance cinematográfico: inspirado, como drogado, en pleno éxtasis artístico.
Un buen profesor de instrumento diría, no malgastar energía con movimientos corporales excesivos. La energía hay que ponerla en la música. No moverse de más, no poner las emociones en la cara sino en lo que se toca y principalmente concentrase en la música. El teatro de la música pasa principalmente por el sonido.

En mi teatro de la música, los músicos tocan de verdad, aunque bastante poco; sólo lo necesario. En mi teatro de la música los músicos nunca actúan. En un neo-realismo de cámara, ellos hacen de sí mismos. Lo más posible.  

viernes, septiembre 10, 2010

Opciones

Un refrán chino encontrado en la masa universal de conocimiento de Internet.

Es difícil coger un gato negro en una habitación oscura, sobre todo cuando no está.

Sí, se complica!

jueves, septiembre 09, 2010

La democratizacion del saber

Gracias a Internet pude establecer una discusión muy interesante con un físico venezolano llamado Gabriel Abellán.
Me interesa mucho la poesía de estos fenómenos físicos, en este caso estamos hablando de la física cuántica; apenas podría decir que me atrae su filosofía porque estamos tratando cuestiones muy complejas, y la física me resulta un mundo fascinante pero velado.
Mi impertinencia parte de una intuición que me dice que los fenómenos artísticos tienen una lógica (en un sentido amplio y holístico) que se acercan a las matemáticas y a la física.
Hay una parte técnica considerable (la música es técnicamente un arte sofisticado) y una lógica de otra índole que no es racional, sólo parte de ella lo es, en combinación constante con otros modos y tipos de inteligencia. Me sorprende saber que las ciencias exactas son menos exactas de lo que uno creería, y que uno más uno no es dos en la matemática moderna. No todo es tan redondo.

http://labellephysique.wordpress.com/2010/09/09/comentariosqm/

miércoles, agosto 25, 2010

Final

Modulation

Talking grass (parlato)

Choir - Spray labelled "Performance"

Orchestration

Tablature

Frullato

Transition

Accelerando

Polyphony

Measures

The world as a score

I was working in a project in Switzerland, and taking some pics with the camera, thinking in the worls as a score to be read; kind of a mania: the score as fetish... 

Some definitions of fetish: 

fet·ish also fet·ich (ftsh, ftsh), n: An object of unreasonably excessive attention or reverence: made a fetish of punctuality. An abnormally obsessive preoccupation or attachment; a fixation.

This videos were inspired by the beautiful picture by Florencia Sgandurra in her blog: 

http://florenciasgandurra.blogspot.com/


Ready?

jueves, agosto 12, 2010

Rümlingen

la la la la la... do, re, mi... chin chin chin - (click to enlarge, take a plane  to enlarge more)

Me voy a Suiza por tres días invitada al Festival Rümlingen. La idea es componer una partitura conceptual basada en un paisaje para el año que viene. Este año voy a mirar. La audiencia leerá esta partitura (sin notación musical) y se imaginará la música viendo el paisaje, o realizará algunas acciones que no involucre instrumentos musicales ya que sólo podrán utilizar las cosas que que lleven consigo. A mi me gustaría explorar la idea de partitura-mapa. Siempre la partitura se me antojó una cartografía del sonido y  esta vez el mapa  será entonces transcripto a una partitura. Me gusta la idea de pensar en un paisaje en formal temporal. Vamos a ver... 

Este fin de semana  voy a conocer el lugar, luego escribiré esta obra conceptual y el año que viene será mi "concierto". Este año el festival tiene otro tema, es un concierto que dura toda la noche, en el medio de un bosque. No sé mucho. más. La experiencia es bonita, tiene su mística . Me encontraré con los organizadores en el medio de un bosque a las 6.30 de la mañana de los relojes suizos, cuando todo haya terminado.

A mi me suena como una experiencia de la generación de mis padres:

Morton Feldman: I was (in a car ride) with Larry Rivers, and we passed a garbage dump and he said, “You know, a little grapefruit on the left would just give it a nice color”.

John Cage: Yeah. I’ve had similar drives through the country with Bob Rauschenberg where he’d see the sunset or something and criticize it, you know (both laugh), and suggest that the colors be different and the trees (be) in different positions. But like humor. What was it with Larry? Was it humor or was it…? 

Morton Feldman: Well, with Larry, I think Larry was worried.

Radio Happenings I - Musik texte


Y Camarón contesta... 
Luna q brillas los mares, los mares oscuros 
ay luna tu no estas cansá
de girar al mismo mundo?
ay luna kedate conmigo y aun no te vayas! 
pq dicen q a veces se tarda el alba, se tarda el alba 
ya no viste la luna su velo de seda negro
ya no baja a mirarse en su azul espejo
el sol le dio a la luna un desengaño
se siguen de lejos, se siguen mirando

sábado, agosto 07, 2010

Contrapunto

The Invisible Man - 1933 ,  director: James Whale; basado en la novela homónima de H.G.Wells

Voor Wobbe en zijn machines

Ponele la firma


El concepto de “obra acabada” es muy extraño. Me gusta pensar en las obras como ciclos, como familias, como conglomerados de experiencias que están basadas en un pensamiento en constante movimiento.
Las ideas subterráneamente se van moviendo, y esporádicamente, aquí y allá van emergiendo las “obras”: objetos definidos, con un contorno claro, que definen por un momento ese constante fluir.

Es necesario crear cada tanto estas quasi definiciones con forma de "obra"; estos "pop-ups"son también parte del proceso.

Y seguir nadando.

sábado, julio 31, 2010

Binnen - buiten 2 (adentro afuera 2)

Nostalghia otra vez. En esta escena, se escucha gotas de agua que caen dentro de una habitación (el agua, en mi perspectiva, es el personaje principal de la película). La cámara se aleja haciendo un zoom hacia el exterior, donde se ve entonces otro agua, el agua de los rios. El afuera trae pegada con ella otros sonidos del ambiente: pájaros, "sonido a exterior" etc, en contrapunto con el sonido ininterrumpido de las gotas cayendo dentro de una habitación que ya no se ve. El adentro y el afuera se mezclan en el sonido pero no en la imágen, que ya que la cámara ha abandonado la habitación hace ya un rato. Todo debidamente orquestado: el trueno, los pasos, la puerta que se abre.

El tema de los espacios desplegados, espacios quebrados, espacios superpuestos, espacios insinuados, espacios extendidos, etc, etc es una de las cuestiones que estoy trabajando e mis últimas obras.

Como bien Tarcovsky muestra, no ha nada más evocativo que el sonido para crear distintos espacios cualitativos.

Me emociona.

Binnen - buiten (adentro - afuera)

En la película "Nostalghia", de Andrei Tarcovsky, hay una escena que siempre me ha inquietado con respecto al tratamiento del sonido: dos personajes están conversando, fuera de la habitación se escucha el ruido de una herramienta eléctrica. Es un sonido foráneo, que no hace a la trama y que nunca se devela narrativa o visualmente.

En contrapunto con del sonido de la sierra, se escucha súbitamente música clásica; esta música parece ser en un primer momento parte del mundo interior del personaje (soundtrack)... pero no es así, ya que se trata de música incidental, música de la "realidad de la película".

Diálogo: Escuchó eso? (la herramienta? pense yo) Es Beethoven.

La sierra eléctrica continúa su actuación independientemente de Beethoven; su sonido construye un espacio exterior ajeno a la trama y se establece una especie de heterofonía donde conviven mundos diversos. La imágen nos participa de uno de ellos, el de los personajes que dialogan, el sonido sugirie otro espacio, un afuera extenso, discontinuo, fuera de los límites de la narrativa -me recuerda obviamente a Beds and Brackets...
En mi "lectura" de la película (la película como un libro), el sonido de la sierra es una especie de elemento mundano, en contrapunto con la trama existencialista de Tarcovsky.

jueves, julio 29, 2010

Polifonía

Cada grupo en esta composición, tiene su linea musical: los jugadores de cartas, la mujer en la mecedora (fuente de inspiración para el trio que estoy escribiendo), la gente leyendo el periódico, las mujeres tomando té rítmicamente, la gente bajo la escalera escuchando una radio que no suena, la línea de "solo" de la mujer subiendo la escalera, el hombre hablando por teléfono que aparece luego (que no se vé pero estaba)... 



Además...

...me gusta el tema del adentro y el afuera: cómo una acción "externa" irrumpe en la escena principal (me recuerda el "Beds and brackets" de N. A. Huber). 

Estoy llevando esta pequeña situación a un nivel exponencial en mi pieza nueva para el trío: planteo situaciones escénicas donde el adentro y el afuera del escenario se confunden. Ya no se sabe más cuál es el adentro, el afuera, el afuera del afuera... como si la máquina del tiempo de la música se hubiera vuelto loca... 

...un poco parafraseo la lógica de las emociones: el pasado, el futuro, el presente que trata de poner todo en un pentagrama para congelar algo de sentido...

El tiempo es una de las pocas cosas que no tiene definición, y nosotros, los músicos, trabajamos con eso. Es algo que conocemos, algo familiar, pero que no entendemos.

Pero más allá de la definición del tiempo, me quedo con una idea hermosa que mi amiga Mercedes me dijo ayer hablando por teléfono: vivir en presente puro.

miércoles, julio 28, 2010

Argentinos

Yo creo que Borges tomo como referencia la tradición occidental, se zambulló en ella y se rió de todos. Típico argentino.

Kagel hizo de alguna manera algo parecido, pero con menos efectividad; más típico aún.

martes, julio 27, 2010

Droste

Droste es una obra corta para cantante, tocadisco y grabador periodista. Todavía no la escribí ya que estoy con otras cosas, pero ya saldrá del horno pronto.

La cantante dialoga con una grabación de un aria, canta arriba de ella y se graba en vivo, y canta arriba de lo grabado... En fin, es como la portada del envase del cacao holandés Droste: el dibujo adentro del dibujo, adentro del dibujo... Creo que la versión argentina es el aceite Cocinero... recuerdo de chica abismarme casi al borde del estrabismo, en el botellón de Cocinero que estaba sobre la mesa familiar; mientras, el mondongo se enfriaban en los platos Durax color ámbar.

Droste es un trabajo sobre el presente que encierra el pasado y el pasado del pasado, en fin, algo entre intelectual y un poco tonto, como me caracteriza. 

...

Vi en Buenos Aires una obra maravillosa de teatro, de Federico León, que se llama "Yo en el futuro", donde tres personajes en sus tres versiones simultáneas(niño jóven y viejo) se enfrentan a sus recuerdos en super 8, en una pantalla en escena  (en los recuerdos aparecen también las tres versiones de cada uno)... 

Con esta obra mía y todo lo que estoy escribiendo este ultimo tiempo siento que estoy repensando la obra de Federico León. No es que me copie... es que se me ocurren las mismas cosas. Sé que el hecho de ver la obra de Federico me clarifica, me aclara lo que intuía pero no sabía del todo... tal vez sí es una manera de copiar el recibir el reflejo de alguien que está unos pasos más adelante. 

No deja de ser un acontecimiento ver mi presente en super 8...

...él, en el futuro. 

Lo parecido está más cerca de lo diferente que de lo mismo.

Me interesa la música del Ars Antiqua porque es una época, donde la música se construye a partir de pocos elementos a partir de los cuales se realizan una cantidad innumerable de procedimientos. Sutiles variaciones sobre lo parecido. Lo parecido no es lo mismo. Parece lo mismo pero es “parecido”, por lo tanto diferente.  

Muchos elementos, mucha complejidad,  ofrecen paradójicamente menos posibilidades con respecto a la maleabilidad de los materiales, porque todo se empieza a confundir desde el comienzo y la profusión convierte todo en lo mismo. 

Lo simple es más claro, más identificable, más abierto a los procesos; mejor dicho más permeable al seguimiento de los procesos.

La música polifónica del medioevo temprano se origina en líneas melódicas monofónicas que se van ramificando en un discurso luego polifónico, pero que tiene como origen la canción (entera, fragmentos, etc). La arquitectura de la canción, sobre todo la de la canción simple, muy simple, posibilita procesos hiper complejos. 

La canción es pensada como línea melódica, que en su recorrido encierra un conjunto de fuerzas que se van equilibrando, balanceando, creando puntos de tensión y de reposo… el interés se crea a partir de elementos sucesivos. Y en la polifonía, sobre el dibujo de la línea melódica, como en un plano dibujado en el piso, se van construyendo las habitaciones de arriba. Me gusta la energía narrativa de lo melódico, esa raya en el tiempo hacia delante, esa raya en el tiempo hacia arriba y los costados.  

lunes, julio 26, 2010

Copy and paste


http://www.its.caltech.edu/~tan/Stravinsky/

“Un gradual o aleluya constaba de diferentes puntos de inserción donde se podían incorporar cláusulas sustitutivas, dando un número de combinaciones prodigioso...”  

Me interesa la música del Ars antiqua, porque encuentro en ese período de la historia una lógica pre-tonal, una música pre-discursiva, un comportamiento de las voces pre-imitativo. 

Y lo encuentro una inspiración por el hecho de vivir en una epoca post-tonal, post-discursiva y post-imitativa. Cada pieza de este periodo representa un procedimiento, de alguna manera una curiosidad

Entrar en contacto con esta música es entrar en contacto con la mía propia. La lógica de estas construcciones del siglo 13 me han llegado como un mensaje a través del tiempo y me resultan más cercanas que el aparato posterior de la música tonal (y mucho más cercanas que el tango y las chacareras)  

...

Alle psallite cum luya - Motete a tres voces del código de Montpelier (ca.1200)

Alle psallite cum luya parte de un tropo. A la palabra Alleluya se le inserta el fragmento psallite cum, y este será el germen compositivo de toda la pieza. Paulatinamente se irán agregando nuevos fragmentos en un mismo punto de inflexión siendo cada nuevo material más largo que el anterior dándole a la pieza un carácter aditivo.  

tenor: Alleluya

Alle psallite cum luya    

Alle concre pando psallite cum luya

Alle corde voto Deo toto psallite cum luya

Alleluya  

Las adiciones se dan en el medio de una frase y no al final, por lo que se tiene la ilusión de que se escucha algo diferente e igual a la vez. Esta paradoja está contrastada con la fuerte idea de estructura que da la repetición de cada frase donde las voces superiores se trocan. 

Una linda versión de The Early Music Consort of London para escuchar

http://www.youtube.com/watch?v=BjxmKSg1rn4&feature=related



clickear para agrandar

Cortar, pegar, alargar, repetir, utilizando los materiales en bloque a la manera de Stravinsky. A mi me gusta atar las obras con alambre... aunque el entramado resulte rebuscado,  alambre al fin!

Dando la nota

En un hipotético antes, si uno vivía en el bosque se hacia una casa de madera; si uno vivía cerca de una cantera, una casita de piedra. Si vivía en el polo, una casa de hielo.
Yo vivía en el paralelo 33° y la tradición europea fue siempre prestada. Las notas venían en barco y las leyes de la armonía llegaban con un poco de distorsión y de atraso. Las recibíamos siempre con mucha algarabía mezclada con cierta solemnidad.
Yo vivía allá y la música popular, fuera de las guitarreadas de cumpleaños, era aún más exótica para mí que la segunda escuela de Viena.
A la hora de escribir pienso… ¿y las notas? ¿Que, dónde, por qué? ¿Con qué construyo esta casa?
¿Armonía cromática para mantener la neutralidad?… ¿Una canción porque me conecta con mis emociones? ¿Armonía espectral? ¿Música del azar?
Cuales son los materiales orgánicos (me refiero siempre a las notas), que caen bajo su propio peso a la hora de escribir?

Tal vez “las notas” en algunas propuesta sean secundarias. Pero igual siguen siendo, siguen estando. Imprimen un color, una aura, existen. De hecho están todo el tiempo aunque no se oigan.

Sol dó

jueves, julio 22, 2010

Bochinche

En la música las cosas van cayendo en el lugar adecuado en el momento preciso. Pensar es una herramienta, pero en definitiva hay una lógica que es de otra índole, la lógica musical, que es la que pone las piezas en su lugar.
No se pueden forzar los procesos con razonamientos. Es como correr adentro del tren para llegar antes, o pretender volar adentro del avión en movimiento.
Muchas veces la paciencia es el camino más efectivo. Y en las artes del tiempo, esperar es importante.
A mí siempre los propósitos me han llevado a lugares bastante alejados de mis orígenes. Lugares inesperados incluso para mí.
Pero son los no-propósitos, las cosas que caen bajo su propio peso, las que tuvieron la trayectoria más larga, tal vez medida en centimetros para el millaje del avión.

Se puede imaginar la música en ese lugar ideal y acéptico. En el mundo fuera de la música hay más bochinche

martes, julio 20, 2010

Living room music



by John Cage

Muchas de las cosas que quiero hacer ya fueron hechas. Algunas en la decada del 40, otras en el 1250.

Seguiremos participando!

Praten met Wobbe


Ik blijf denken wat je zeidt gisteren in Steim over de complexiteit.
Dat te veel complexe elementen samen zijn niks. Te veel complexiteit wordt eenvoud...
Nu schrijf ik mijn stuk voor 7090... Ik denk...  hoe verschillende elementen samen plaatsen in een stuk maar om te blijven transparant...

Het is als in Nederlandse grammatica... Alles in de goede plaats, een de zin is makkelijk!

Post en holandés- Soy una caradura!

martes, junio 01, 2010

Trayectorias

Una vez dije en una charla, hablando de las técnicas extendidas, que me interesaba explorar los instrumentos hasta el límite mismo de pulverizarlos y así, licuados, que pudieran habilitar una música que prescindiera de su gestualidad típica e incluso del sonido. Fue para mi ingreso a un doctorado, y me bocharon. 

Me dieron la posibilidad de “corregir” mi presentación y volver a presentarme en unos meses… (Es lindo pensar que me bocharon porque no me entendieron, pero creo que la presentación -además de que realmente creo que no me entendieron o no me supe explicar- era bastante lamentable.) 

...

Yo tengo distinto tipo de obras, algunas son más musicales en un sentido tradicional y otras mas abstractas. "La Magia" forma parte de este este segundo tipo de obras, más teóricas.

Me gusta pensarla como una música de sinestesias, donde el color de la baqueta esta pegado a la pelotita de ping-pong que cae... la baqueta cae en quintillos y la pelotita no. La baqueta percute el mundo de la música y la pelotita se escapa al mundo real.

Es una música de trayectorias y esperas, donde el movimiento del brazo para alcanzar la placa dura 20 segundos y luego el golpe no suena. Es un atado de elementos foráneos con intrincado nudos que se vuelven una extraña música. 

El Domingo en Berlín fui a una clase de Bikram yoga y me imagine que la clase era mi pieza “La Magia” bajo la hermosísima mirada que las dos performers me devolvieron sobre mi música. (Danke, Mädels, no saben cuanto aprendí de ustedes!) 

En la clase de yoga, que dura 90 minutos, traté de no realizar ningún movimiento extra, no sólo en las posiciones sino especialmente en las transiciones (la vida está llena de esperas y de trayectorias- mientras escribo esto, estoy esperando estar en Buenos Aires ya mismo y abrazar a mi papá!).

Sigo... perdón...

No quería mover nada de más, ni los ojos, ni la respiración. Prestaba atención al movimiento interno y sutil de los músculos para pasar de una posición a otra, para acomodarse internamente y estabilizarse en las mismas posiciones. Y puedo describir la experiencia como de una intensidad particular, una intensidad cargada y lenta, una música constante y sin pausas. 

Por supuesto que no podía mantener el estado de concentración a lo largo de una hora y media, sino que entraba y salía de los estados de foco. Pero el objetivo de la experiencia era la de poder concentrar la energía y dirigirla sin que se disperse en gestos superfluos. Y creo que entendí mi obra “La Magia” en ese momento. Una obra de nada, de casi nada, una nota suspendida en el aire con un movimiento mínimo de los ojos. Una mano que describe un recorrido donde la música es la trayectoria y no la música que suena.  n amúsica calada, como diría Iñigo Giner. 

Quiero seguir profundizando en este campo. No se como voy a hacer para escribir todas esas cosas "en obra". No se si voy a poder sostener ese discurso con la energía y la convicción necesaria, porque son cosas dificilísimas de hacer (no se si me da la cabeza!). Tampoco son "objetivos" que se resuelvan en una obra, sino en varias, en muchas, en todas. Son líneas de pensamiento. 

En eso estoy. En un punto es más fácil hacer una torsión triple con el cuerpo que escribir una nota.  

Namasté. 

Unresolved spells

“I find in this attitude a resemblance with everyday life, where we are living our unresolved spells in canon with our fantasies, slightly late, slightly early.”

Last Saturday was played my piece for harp and percussion, La Magia, in Berlin. I met there two amazing performers, Barbara Kysela (harp) and Anja Füsti (percussion). The rehearsal process was incredible creative. They were just the perfect match for my music. I discover myself literally crying (this is a secret I will never tell anybody!) when they reached those few seconds of total understanding of “what it is all these about”. I’ve learn so so so much from them.  I've learn so so much about my own music. 

Unluckily the concert didn’t go well. I think we couldn’t find the own energy in the whole evening and the right focus. We were kind of "out of fase, slightly late, slightly early".

In my experience this kind of music need a couple of shots before being "there" with some kind of entity. Everything is so subtle, so in the border of being something else, of being nothing; to keep the flowing of the piece takes some time in the mind, in the body, in the ears before finding the own wave-lengh.  Also it takes time for me (the composer) to understand, to situate things, to understand what I am doing. 

I know that this kind of music is "stick" with nothing. It is like building an structure with paper. It could be a castle or in one second a pile of sheets spread in a nonsense field. When it works it is very strong. When it doesn’t it is senseless. 

I usually write music that is more effective, but I have these couple of pieces in the edge of music, that are somewhow more theoretical, like this one, "La Magia" and “Around music”, where my uncertainties are bigger and the research in undefined processes is more stressed.  And I learn so so much... and then, I can keep on going with spells that are more effective, that is also a good thing, to put on ground all these experiences, al these new information, that keeps the composition process alive... 

Coming and going from "terra incognita"...


http://www.ceciliaarditto.com/works/aroundmusic.html … 


Last week was a very intense process: rehearsals every day, a lecture I gave at the University and all the conversations around. I kept on thinking and thinking all the time all those things about composing, on and on and on... like a mantra, like a private obsession, like a music made of words, of ideas…  (please somebody turn this girl offff!)

I was very lucky to crash in Abel Paul’s place, who extremely kindly hosted me in his house during the whole week, sharing not only all my extended luggage full of umbrellas, ping pong balls and objects for the piece but being an amazing communication channel for all these “second to second” intensities during rehearsals and concert. He had an amazing piece played at the concert, that for some reason, couldn't find the own energy neither during the concert. 

… “where we are living our unresolved spells in canon with our fantasies”.

The unresolved spell that is the score is always out of face with the performance act. That is the weak and the strong point at the same time.  

I can live with that.

It is already some years working in this field and for the moment I don’t need to feel safe and run away … at the contrary, I fell like running in, more and more inside, trying to go deeper in this language and get better and more effective… finding this thin string that is my own voice and pulling and pulling it with the hope to catch the golden fish sometime in the future.

There is still more to compromise, more to do, more to improve, more questions to make, more things to try… I am trying to write a music that doesn’t exist, and sometimes I can have 2 or three seconds of that. 

And then is gone.

lunes, mayo 31, 2010

Alemania

bandera alemana para colorear como más te guste

La Alemania que veía (y amaba)  desde la Argentina es mucho mas interesante que la que me encuentro en la realidad. 

La Alemania real se me antoja un país dogmático, donde todo intenta ser fuerte, efectivo, sólido. Y toda esa solidez no me parece mas que un gran temor a enfrentarse con lo imprevisto, con lo desconocido, con las emociones y los chistes. En mi perspectiva, la pretensión de la vida sin error es paradójicamente un gran error.

Con la música alemana escucho la misma canción. Siempre muy presente lo que esta bien y lo que está mal. La obsesión para el libreto, por el preparativo exhaustivo, por el protocolo, por las intensidades excesivamente calculadas. Y claro, para quebrar esa manera de vivir en el dogma constante, hace falta un martillo bien grande; partir las cosas en pedazos no hace más que confirmar lo rígido. O todo o nada. 

Yo extraño la cosa cálidad (aunque sea mentira) de los países latinos: la picardía, el chiste, vivir entre los pliegues de las cosas y no tan en la cosa en si. Extraño la sorpresa, la ineficiencia y la tontería porque sí. 

viernes, mayo 21, 2010

3. The score as the world.

Notas para Berlín

Se larga la tercera...
(una chacarera extendida, qué guitarreada!) 


As I was saying… I have a music score printed on my glasses. The music score is just a way of thinking and putting together all kind of diverse elements elements on a big story board. With staff lines. A score it is not only a way of registration, a note to remember actions and sounds. It is a big grid from where to look music and the further world.  
In this context I believe (or I want to believe) that all these diverse elements, like lights, movements, objects, etc, only for the fact of being placed on a music score, become themselves music instruments. And only some of them sound.

A pointillist writing with a meticulous descriptions of actions and gestures can be a powerful tool. We need a precise vocabulary to talk about very imprecise things.  The relationship between those so so so fragile materials and the solid structures is a condition of my music and I think notation is a try to tie that fragility into the field of possibility. 

I want to build something solid with ping pong balls, strings, peas, with water. Notation is for me a strong point to link fragilities. I find that combination very substantial. This also represents me in other areas of my life. 

We are not going to succeed in notating the water, a rocking chair bouncing, an umbrella opening and closing… we will succeed half way, and that is the success. Notation is touching this half made worlds, is recalling them. Notation is about what is written, but also what can not be express. Notation doesn't describe, notation invokes.

Half everything - but so complete as a footbal ball ... Goal from half field...  (how to translate golazo de media cancha?)   ...   ...   ...  

I think that all this music is about that. It is about in between disciplines, half sound-half imagination. When sound is fragile we necessary need to complete it with our own emotions. 

The scores […] are sometimes an essential tool for composition. There are things which no composer would have been able to do all of a sudden, without looking at the paper, step by step, what is happening between the different things that he or she comes up with. This may be one of the most important things which distinguish Western music from music from other cultures.

Leo Masliah

So, score is a powerful tool. 

Notation is what establishes a detailed and solid frame where to start moving… it remains me the drawing of a choreography with chalk steps on the floor...  the dancer follow the steps… and the dance is not obviously its notation… the feet of the dancer necessary get appart from the ones drawn on the floor... the dancer jumps with this action into the world of senses, bodies and physical laws... 

And the dance is both the drawing and the real feet. Which is more real is unknown. 

El teatro de la música

miércoles, mayo 19, 2010

Gespleten piano - partitura

Siempre es una pregunta que hacer con los propios trabajos, si vender, difundir, mostrar parcialmente...
Por el momento he decidido habilitar todas mis partituras en mi sitio web. Hasta ahora este gesto no me ha traído más que satisfacciones y múltiples interpretaciones de mi música. Además de olvidar por un rato ese concepto tan desafortunado del copyright artístico... si bien es un tema complejo, no es interesante...

Chin chin


http://www.ceciliaarditto.com/works/gespleten_piano.html

La arquitectura del aire - audio y partitura

Cargué una nueva partitura en mi sitio. También el audio. Hay que tener paciencia al comienzo, ya que la nota pedal del órgano del comienzo no se escucha en la grabación.

Los aspectos visuales de la obra se pierden en el audio, lógicamente.

http://www.ceciliaarditto.com/works/laarquitecturadelaire.html

2. The big guitar.

Notas para Berlín.

Se larga la segunda...


In the genesis of my music, I like to think that research on extended techniques and curiosity for sound went further and further ... in one moment the borders of the music instruments became so diffuse that  nobody could figure out its drawing any more. First came the blurring of the listening, then the vanishing of fingerings, gestures and the usual conventions for the instruments.  

If we think about the musical instrument as a map of the known aural territory, these further explorations will require new maps to be drawn. The extension around the borders its progressively incorporated to its body, to its land. And music is therefore everywhere, inside and outside: the world itself becomes a big guitar. 

The world had been always there, but it is this particular change on perception which attaches the outside to the strings of a guitar for ever.  

The percussionists were the first in extending the instrumental set up a step beyond, because it is natural and idiomatic for them to play row materials and objects. And then, slowly, came the others.

In my musical world I was progressively extending the habitat of the chamber music to other experiences that are not necessary based on sound but can be of course be perceived as music. The listening machine can be expanded into a perception machine, that may includes, of course, the emotion of sound. 

Music includes sound as perception includes listening; but music and perception are in this context broader categories.  

Music is something that can be heard, but can be as well seen and thought. Music is a way of understanding the world. And sometimes it sounds.

The music in this extended land becomes lights, gestures, movement. Image, texts, graphisms. Theater, jokes, anecdotes and the vast space around.  

An often-cited definition of music, coined by Edgard Varèse, is that it is "organized sound". In this perspective, music would not only be the organization of sound on time but also lights, colours, objects, words, movements… Music is historically related to music instruments, but there is also music in the objects around, images, maps, lights, mirrors.

Music is a way of interpreting the world.

Because I am academic, my glasses have staves.  

To be continue...

Some examples of this expanded language in my music

Alrededor d ela música

http://www.ceciliaarditto.com/videos/alrededordelamusica.html

El libro de los gestos

http://www.ceciliaarditto.com/videos/ellibrodelosgestos.html

lunes, mayo 17, 2010

1. Wood, stones and leaves.

Estoy preparando una charla sobre mi música que dare en la Universidad de Berlín el 27 de mayo a las 14.00hs.

Estoy poniendo algunos pensamientos, nuevos y viejos, en algún tipo de estructura. Al comienzo estaba un poco aburrida de mí misma, pero empecé a hacer un trabajo de psicoanálisis musical que me inspira bastante, sobre todo para lo que viene, para las próximas obras.

Desearía que mi inglés fuera mejor, pero hace un tiempo decidí abandonarme a las imperfecciones congénitas de mi dificultad para las lenguas y priorizar la comunicación. 

Se larga la primera...

I have always the feeling that my ideas about music are very intense and that they are changing throughout my life. But then I realize I am always around the same ideas; in fact I have the same ideas I had when I was eleven and was not still a composer. I can really recall the way I felt about the world.

I will divided the afternoon in small chapters, or mini-topics. Somebody once told me that when you have a problem (like talking about your own music), you have to divide it into small problems… So, I will talk about some split-issues, or better said, some mini-fascinations I have…  

1. Wood, stones and leaves…

This chapter is dedicated to music materials.

I said long time ago, in 2004, during the Aleph seminaries for young composers in France…

“First, there is the material condition of music, which is represented by the physical laws of sound. Sound constitutes for me a material like stone, grass, water, a material that is extensive in space, with its own weight, colour, speed. […] I have always been struck by the sensuality of sound, I have always loved it. The infinite possibilities of instruments constitute a source of inspiration and research. However, the exploration of sound would just be an empty category, a cosmetic idea, if it were not tied to the idea of musical grammar. […] Another aspect of my work consists of classifying sounds by criteria such as weight or color. I established this classification in order to find a relationship between the expansion of the temporal line and the materiality of the sound: the temporal line is like an extension, a dilation of the material in time. In this way you obtain a relationship between form and material. Which comes first in this contexts, it is impossible to know.

I keep on liking these ideas a lot. I wouldn’t express myself in such a way now, but I keep on believing in those concepts "as the first time". It always fascinates me how to read the materials, how to deeply listen to them, to understand not only their wavelength, but their intimate behavior. It implies a logic (even into the no-logic), that makes us believe that music has their own reality, their own truth.  

...

When I was kid, when on holidays, together with my sisters, we used to make a house in the woods. We established ours limits, set up the table, the rooms, the car and the tennis yard(!). All was made with the same pieces of wood, leaves and stones that from the outside may look like nothing, just the wood. But for us it had the most coherent logic, crowned with a flower pot on top of the table.



I like to think that composing is the same. It is choosing our materials, and giving to them different placements and properties to be able to build our imaginary spaces.



...

I started a "long-life-term-project" in 2002, researching different sound possibilities in solo instruments. I started collecting acoustiques rarities, lost sounds, noises and personal jokes, that become short studies for different instruments under the name "Música invisible". 

“Música invisible / invisible music” is an accumulative project based on the exploration of new possibilities for different instruments. The research on unusual techniques (nothing really new under the sun!) comes together with the exploration of new perception techniques. A melody in 1/32 tones in the flute not only deals with micro-tonality but also creates a new listening context; a trumpet player playing their instrument into a tin of water not only opens new acoustic possibilities for the instrument but also changes the theatrical role of the player in the concert. The catalog of physical curiosities is subordinated to the creation of different ways of thinking the instrument, working in the abstract zone where the instrument loses its familiarity and becomes "invisible".

"Música invisible" is not just a metaphor, it is a lay. We know that music is always invisible. But this “lay” forces us to see something that doesn't exist in the eye, but in the ear. How a little joke, a small displacement, is forcing us to place our perception in a slightly different angle.  

Read the whole interview at... 

http://www.ceciliaarditto.com/texts/AlephloogbookEnglish.html


More about "Música invisible"

http://www.ceciliaarditto.com/musicainvisible/indexmusicainvisible.html

To be continued...

sábado, mayo 15, 2010

Bla bla bla

http://www.compositiontoday.com/show_video.asp?video_id=250800

Pequeña pieza para piano y video que compuse junto al animador holandés Juan de Graaf. La pantalla funciona como una gran luz que se prende y se apaga. Esta obra funciona mejor en vivo, en una sala oscura. 

Straal en holandés significa resplandor, destello... es el chiste del final... ja ja y já. 


domingo, abril 25, 2010

Gags

El teatro musical de gags no me gusta ni un poco!

http://www.youtube.com/watch?v=cVNvNbzcnQc&feature=related

lunes, abril 05, 2010

Economía de recursos


El pianista Yannis Katirtzoglou (un ángel obsesivo!) preparando el set up de Gespleten en el living de mi casa. Las almohadas sirven para apoyar cosas y para dormir a la noche -not in the score. Viva el rancho!

Utilizar objetos en las piezas de cámara es una manifestación de los 70. Creo que Kagel es una figura importante en este campo; el utiliza recursos que ya se utilizaban en el mismo teatro, radio teatro, músicas de animación para dibujos animados, etc, pero creo que su mérito es la formalización de estos recursos en el escenario de la música de cámara. En los años 90... etc, etc.  

Cómo verán, empecé este post con un marco general histórico para enmarcar mi inquietud y darle peso (un resabio de la academia). En criollo, estoy pensando muchas cosas con respecto al armado de las obras de los conciertos de música teatro en la práctica, inquietudes que cobran vuelo ahora con los preparativos del concierto que haremos en Maastricht el próximo viernes. Mi pieza Gespleten piano (es una reprise) tiene lámparas, tapes, y una escoba. La teoría es simple: los objetos no son muchos, está todo explicadísimo en la partitura, el uso de los materiales es bastante orgánico, etc, etc. Pero la realidad de la vida es más compleja. En teoría explicar a un intérprete cualquier acción extra-música pura es complicado y lleva mucho de tiempo. Es por lo general mucho más fácil con los percusionistas, porque ellos están acostumbrados a manejar objetos. Las reflexiones a falta de una son dos: 

1.    Estas cuestiones se irán (se están) haciendo cada vez más orgánicas. Hay que instaurar un uso de los objetos en las prácticas corrientes de la música de cámara con contenido teatral. 

2.    Los compositores tenemos realmente que pensar y re-pensar el uso de cada material, de cada gesto, de cada explicación, ya que su uso en la práctica concreta de la vida musical (ensayos, transporte de cosas, ubicación de cosa sen escena, explicaciones a músicos, etc, etc, etc) es exponencial. Es decir que cualquier cosa que nosotros pensemos que es complicada, va a ser complicadísima. Uno puede escribir lo que uno quiera y terminar con una pieza complicadísima si la idea lo amerita. El punto es la justificación de eso. Uno puede escribir un cuarteto de cuerdas con una sola nota tocada por la flauta, o utilizar un sólo golpe de timbal en una pieza para triángulo… etc, etc… (pienso en el transporte más que en la música). Es como comprarse un vestido carísimo para utilizarlo una sola vez. Puede ser, por qué no! La vida está llena de gestos gratuitos que terminan coloreando el todo. Pero a la hora del orgánico instrumental, es importante que los gestos estén justificados - por el exceso, por qué no, por la extravagancia, por la razón que sea - porque el control de los materiales es parte de nuestra tarea, sea una articulación en una nota o una lámpara de pie. 

Puden encontrar una versión de este post en inglés un poco más lavadita en

http://muziekalsbehindthescene.blogspot.com/2010/04/economy-of-means-maastricht.html

viernes, abril 02, 2010

The camping in my life


Todo el teatro de mi pieza Gespleten piano entra en una cajita que puede ser enviada por correo a la China o a la Quiaca (este último destino más caro desde Holanda!)

Cuando era chica ibamos de camping con mi familia. Eramos 6 en un Citroen 3cv amarillo huevo (el color es irrelevante pero nítido en el recuerdo). Teniamos un carrito (un batán) detrás del auto donde guardabamos todo y más: una carpa estructural con varias habitaciones, juego completo de cocina, ropero, mesa con sillas, juguetes, libros, etc.

Mi papá se vanagloriaba (con toda la razón del mundo) de poder hacer entrar todo ese super castillo de lona en un carrito.

La pasabamos de maravillas en la playa pero sobre todo encajando todo en el batán como si fuera un juego de lógica. Mi papá, sin saberlo, me estaba enseñando composición -por la lógica pero sobre todo por la economía de recursos-.

Orquestación


Preparando el concierto de Maastricht...

Otros compositores afilan el lápiz, sacan el diapasón de su bolsita de terciopelo, y canturrean sus notas o sus enojos contra los músicos.

A mi se me da diferente. Estoy preparando las instalaciones eléctricas para mi obra (si, otra vez!), y pintando el pizarrón para la pieza de Flor Sgandurra. Encontré una pintura en aerosol, ideal para retocar el pizarrón antes de la función. No serán los truquitos de Piston ni de Berlioz, pero tiene su mérito.....

Viva la música... y las tizas!

Los músicos están apoliyando en el piso de abajo de mi casa, un poco camping todo. Mañana ensayamos. Se los ve contentos. Yo, cada vez más hippie... entusiasmadísima... 

Me acuerdo cuando era más chica y hacía obras de teatro en las escuelas donde trabajaba y tenía a todo el mundo pintando escenografía hasta las dos de la mañana, los padres, mi familia, mis amigos... era una experiencia muy bonita para todos.   

martes, marzo 09, 2010

Cambios

Insanity: doing the same thing over and over again and expecting different results.

Albert Einstein

Teatro de la partitura

"Lo importante, para mí, es que la dramaturgia sea musical, que provenga de la música y no del texto. es la partitura la que hace nacer las imágenes, las situaciones, la ejecución de los actores. En este sentido, no tiene nada que ver con la ópera, [...]. Lo que me interesa es observar hasta donde la música puede organizar un conjunto de elementos diversos". 

Georges Aperghis

domingo, febrero 21, 2010

Cuadernos pentagramados


http://microcosmos-papel.blogspot.com/

Florencia Sgandurra y Natalia Fried iniciaron esta colección de cuadernos pentagramados. Tuve la suerte de ser la artista colada de esta hermosa edición. 

Llamen ya que se agotan!