viernes, febrero 27, 2009

Contra los poetas - Gombrowicz


...el poeta no toma como punto de partida la sensibilidad del hombre común sino la de otro poeta, una sensibilidad "profesional."
...

“...el lenguaje de los poetas se me antoja el menos interesante de todos los lenguajes posibles.”

...

“Este reino de la aparente madurez constituye justamente el más inmaduro terreno de la humanidad, donde reina el bluff, la mistificación; el esnobismo, la falsedad y la tontería.”


Contra los compositores


Leo Masliah - Contemporáneo

jueves, febrero 26, 2009

Monsieur Messiaen - grajeas


Organistas versus profanos

Estoy analizando piezas para órgano, un instrumento que es para mí puro enigma. Las piezas que encontré hasta el momento son por un lado música de compositores organistas conocedores y/o intérpretes del instrumento y/o relacionados con el ritual de la iglesia , como Bach o Messiaen; otros son los que han llevado su propio lenguaje musical al órgano como algo excepcional: Ligeti, Cage, Kagel, Feldman.

Ligeti, a manera de ejemplo, comenta en las notas de Cd de su obra integral:
“Mi primer estudio para órgano, Harmonies, hizo uso consciente de los defectos del instrumento” (traducido by muá).
Uno a cero.

En http://www.sequenza21.com/labels/organ.html encontrarán obras completas de Feldman, Mauro Lanza y Ligeti para escuchar.


Organistas orgánicos

Messiaen, compositor organista de la iglesia de la Trinidad en Paris durante casi toda su vida es un compositor que nunca me gustó y que tampocó estudié en profundidad. La claridad didáctica de su pensamiento, el movimiento imitativo de sus creaciones “pajariles” sumado al contexto de músico de la iglesia católica no lo hicieron, nunca mejor dicho, santo de mi devoción.
Messiaen en su juventud creó un grupo de compositores llamado “La Jeune France” que en su manifiesto pontifica: “Este es un amigable grupo de cuatro compositores: Messiaen, Lesur, Baudrier y Jolivet. La jeune France propone la diseminación de obras en forma libre y jovial, tan lejos de fórmulas revolucionarias como de la academia…” (traducido by muá)…
Gol en contra.

Pero…

...entré en contacto con su música para órgano, comenzando con el ciclo “La nativité du seigneur” y estoy encantada.
Hay un guía de escucha en el blog de José Pedro Magalhães, con ejemplos de audio que les recomiendo.
http://hauptwerk.blogspot.com/2008/12/olivier-messiaen-la-nativit-du-seigneur.html

En breves palabras, me interesa mucho el concepto de la armonía en Messiaen y sus modos de transposición limitada. Son armonías “quasi estáticas” cuya funcionalidad está quebrada por la ambigüedad entre la armonía funcional y una armonía de formato más estático. Algunas de las piezas de este ciclo se relacionan con la música temprana de Satie (Sonneries de la Rose-Croix ) aunque en Satie con colores mas triádicos; también en Messiaen se escucha la influencia de Debussy, sobre todo en el uso de algunos materiales como la escala por tonos y en el concepto de acorde como sonoridad en sí mismo, idea tan amigable en el órgano, un instrumento con muchas posibilidades de color si se usa para el bien.


Satie - Sonneries de la Rose et Croix

Volver a tener contacto con el mundo de la armonía es una fuente de sorpresas para una mente monofónica como la mía. Me siento Homero Simpson ingresando en la tercera dimensión.

La velocidad de las cosas…

En la música de Messiaen, la funcionalidad también esta quebrada por la velocidad de la música. En algunos movimientos las armonías en formas de coral son tan lentas que cualquier efecto de resolución armónica, se diluye por la espera en alcanzar el acorde siguiente y se crea así un pequeño mundo contenido en cada acorde, un “mini-momento eterno”.
Premio de la hinchada.


Messiaen - La Nativit du Seigneur (Olivier Latry) -
#3 Desseins ternels


El gen Machaut

También su estudio sobre el ritmo vincula a Messiaen con la estratificación y organización del ritmo en la música de la India, música que Messiaen estudió en profundidad y que explicita en sus propios análisis (Messiaen es uno de esos compositor que analiza y explica su música en sus prefacios).
También se relacionan directamente con el concepto de talea y color en la música de Machaut y los isorritmos - estructuras ritmicas fijas repetidas que funcionan independientemente de la altura/armonía. Es interesante ver como la genética de la música francesa se reedita en sus múltiples facetas en la obra de uno de los suyos, tanto en el aspecto rítmico (Machaut), como armónico y sonoro (Satie y Debussy).

Por ahora un picadito de ideas. Seguiré chateando...


sábado, febrero 21, 2009

Virginia Slims


La elección de ser artista coloca a las personas en una franja social bastante extraña, difícil de encasillar. Cuando uno está fuera de su país, sola como es mi caso, todas las redes de contención se vuelven hacia una misma y la dinámica de las seguridades cambia radicalmente. Cambia por estar una más desprotegida, sin familia, idioma, con menos recursos y cambia también porque en Europa, si bien ser inmigrante es más difícil comparado con los europeos, la vida cotidiana es mucho más fácil por ser éste el primer mundo.
Más allá del tema de la "inmigrancia", creo que ser artista es una cosa muy rara en relación al tejido social al que uno pertenece en Europa o en cualquier otro lugar. Uno necesariamente se va deslizando por los estratos sociales constantemente, cuando gente que tiene otras profesiones mas estables se encuentra de alguna manera congelada en la misma franja toda la vida.

Con el show de las linternas mágicas nos vamos de gira a Japón a comienzos de Abril. Los gastos de la gira están cubiertos, pero los honorarios no (supuestamente iban a estar cubiertos y sobre la fecha los sponsors se cayeron, bien al estilo “cosa nostra”). En resumen, voy a estar de gira por la isla, trabajando continuamente, transportando pantalla, linternas mágicas, instrumentos y bártulos, sin perder pero sin ganar un yen.
Estoy contenta de ir a Japón pero emboladísima también por estas vacaciones forzadas, ya que tengo gastos fijos que cubrir y un ritmo agitado y exigente para mantener toda la maquinaria de mi vida, yoga, laburo y los encargos que me están golpeando la puerta. Además en el bar donde trabajo hay recesión.
En síntesis: menos trabajo, cero cachet y dando vueltas en el tren bala…
Decidí trabajar de repartidora de periódicos por un mes y medio para cubrir el bache. Es una cosa extraña estar haciendo este trabajo para financiar vacaciones en Japón (el chabón de la oficina de periódicos que me contrató estaba encantado con la historia y sonreía divertido. Más le divertía el hecho de saber que había estudiado en el Conservatorio de Ámsterdam - además esta escena hay que subtitularla en holandés).
Desde la mentalidad del cono sur, toda la situación es medio delirante. Y desde la mentalidad del cono norte la verdad es que no tengo parámatero - y ese no saber es una de las ventajas de vivir afuera!.
Hasta el momento me encontré en esta vida "free lance" europea en situaciones sociales muy contrastantes. De estar trabajando de baby sitter, repartiendo periódicos o telefonista en un call center (cosas que jamás en la vida hice en Argentina), a pasar a estar 4 meses panza arriba en la Costa Azul viviendo en un palacio y sólo componiendo y disfrutando de residencias y privilegios. De estar contando las monedas de la propina, a estar negociando un montón de dinero por escribir una obra. Es todo muy elástico.
Baudelaire decía que los artistas son los que comen con los mendigos a la mañana y con el rey a la noche. Yo creo que hay algo de eso. El arte, si bien un fenómeno burgués, es una vocación que permite ir atravesando las clases y los compartimentos fijos de los que se forma la trama social, aunque terminemos escribiendo música rara y en definitiva elitista.

Mi nueva rutina es repartir los diarios en una bici a las 4 de la mañana en el Centro de Ámsterdam y en otra zona de la ciudad cerca del puerto. Es un recorrido muy muy bonito, en una zona llena de barcos y de edificios antiquísimos. No vendo cerillas pero diarios en el Barrio Rojo si quiero hacer una ópera de mi vida.

Hablando de barrio rojo, yo tengo mi corazón comunista y el tema de las clases sociales siempre ha sido un tema muy sensible para mí, sobre todo el contacto con las clases más marginales. Me parece que es gente que tiene tantas limitaciones que en algún punto se vuelven en libertades. No hablo con casi nadie en mi trabajo de diariera ni pretendo representar a nadie con este discurso de niña malcriada, pero este ejercicio de canillita me convierte en proletaria por unas horas.
Es diferente el que se levanta a las 4 (ó se queda en vela componiendo como muá), que el que se levanta a las 7. Otra categoría social es amanecer a las 9 y otra claramente diferente a las 12.
Es como si la misma ciudad estableciera sus mecanismos de distribución social. Para viajar a otra realidad no hace falta irse a Japón sino levantarse un poco antes o meterse en el pliegue de un trabajo poco calificado donde a nadie le importa los libros que una leyó.

Voy con mi ipod ecléctico en la noche sintiendo que la música y la imagen de la ciudad me sitúan inmediatamente en una película donde yo soy la protagonista. Que fáciles y efectivos son los efectos sonoros! Recorrer la ciudad con el ipod ya musicaliza el video de Amsterdam.
Ayer escuchaba Pinups de David Bowie, y la vida se me antojaba energética, creativa y llena de posibilidades. La chica de Temperley que existe en mi corazón pensaba: estoy en la hermosa Ámsterdam, que largo camino has recorrido Virginia Slims! Es que a veces la vida es muy linda de maneras inesperadas!

viernes, febrero 20, 2009

The organ in my life



Carnival of souls - Herk Harvey (1962)
La escena que me interesa (la chica tocando el órgano) está a partir del minuto 1:10. El primer minuto es todavía más ineteresante pero sería para otro tipo de blog. En el minuto 2:34 me gusta especialmente (no es irónico) la sincronización entre la digitación (pedalera incluída) y lo que suena...
La película es una obra maestra del terror.

Transcripción del diálogo:

Profane!
Sacrilege!
What are you playing
in this church?
Have you no respect?
Do you feel no reverence?
Then I feel sorry for you
and your lack of soul.
This organ,
the music of this church,
these things have meaning
and significance to us.
I assumed they did to you.
But without this awareness,
I'm afraid you cannot
be our organist.
In conscience,
I must ask you to resign.
That does not mean that
I am abandoning you,
nor should you turn
your back on the church.
There is help here,
and I urge you to accept it.

jueves, febrero 19, 2009

Bloque de mármol

Estoy ingresando en el mundo del órgano. Tengo que escribir una pieza para órgano y dos percusionistas. Nunca escribí para este instrumento antes y creo que el órgano es en sí mismo un mundo bastante aparte dentro de los instrumentos. Los compositores que escriben para órgano muchas veces son organistas y conocen muy bien el instrumento. Debo decir que para esta compositora profana es un bicho bien extraño.
Además del instrumento nuevo en mi universo, lo raro de la situación es que “te pidan” que escribas algo (¿vos querías ser una compositora profesional?), cuando lo que yo siempre sostuve (y sigo sosteniendo) es que uno tiene una idea y el instrumental se desprende naturalmente de esa misma idea, sobre todo con instrumentales heterogéneos que escapan de las formaciones clásicas: cuarteto de cuerdas, quinteto de vientos,orquesta, etc. Es diferente que se me haya ocurrido a mí escribir para órgano y dos percusionistas a que me lo pidan. Mi reacción inicial fue de incomodidad y me puse a pensar si no iba a ser cualquier cosa aceptar este trabajo (eso sí, bien pago). Me tomé dos días para pensarlo (eso sí, la estrella quasi-desocupada siempre brillando en las peores circunstancias) y al final acepté.
Allá muy lejos y no hace tanto tiempo, en el año 1999, en Buenos Aires, estaba tomando clases particulares con Mariano Etkin y le comenté que tenía ganas de escribir una ópera de cámara, por supuesto sin ninguna comisión ni vistas a que fuera a ser tocada.Era medio un delirio pensado en términos prácticos, pero a mi la idea me apasionaba (me apasiona). Él me alentó. Tuvimos una conversación sobre las ventajas del tercer mundo en relación a la elección de los ensambles y combinaciones instrumentales y aquí estamos. Casi 10 años más tarde la ópera se convirtió en un “life-term project” con casi 90 minutos de música ya escrita, y estrenada (en partes) en su totalidad (nunca se tocó entera todavía, pero va a llegar!). http://www.ceciliaarditto.com/opera/indexopera.html
En Latinoamérica es más fácil soñar porque como las obras que uno escribe probablemente no se van a tocar en un futuro muy cercano, no se tiene la atadura "de lo pragmático" y entonces uno puede hacer lo que quiera. Es muy lindo. Sólo hay que tener paciencia y saber esperar que las obras se abran camino solas si es su destino. Las cosas tarde o temprano llegan si una las desea con mucha intensidad y con perseverancia. Pero me voy de tema.

… luego de esta apología de la libertad, vuelvo a la realidad de este post que es el tema de los encargos...

Recuerdo unas clases que tomé con Carmelo Saitta en Buenos Aires y si la memoria no me falla, él decía que se puede establecer una analogía con la escultura en la manera de aproximarse al material musical. Hay dos maneras distintas-opuestas de interpretación: una es crear una estructura en base a una idea previa con un material que permita la adición (ej: agregar cerámica), otra diferente es tallar un material con características fijas, como un bloque de mármol. En uno el movimiento es agregar, en el otro sacar. Las dimensiones del bloque de mármol, su color, su textura ya están dadas y hay que pulirlo. La cerámica permite ir armando la forma y la dimensión del objeto progresivamente. Creo que era algo así-perdón por la simplificación que es mi aporte!.

En el caso de esta pieza para órgano y dos percusionistas, muchas de las características de la pieza están dadas a priori: combinación instrumental atípica, duración del trabajo, locación, distribución espacial (el órgano arriba y los instrumentos abajo plantea una distribución en el espacio muy relevante). Además de lo atípico que es para mí el órgano.
Cuando me propusieron este trabajo estaba de mal humor, pensando una serie de cosas que voy a omitir por prejuiciosas y aburridas. Ahora debo decir que estoy entusiasmada con el proceso y todas las variables que van apareciendo en el camino. Es como de alguna manera ponerse en los zapatos de otro...o en la pedalera.
A picar la piedra!