viernes, diciembre 25, 2009

Magia

Estoy corrigiendo "La magia". Qué invento mágico que es la goma de borrar!. Todo desaparece! 

Parafraseando a  Flor Sgandurra y su hermosísima pieza para flauta y percusión, estoy escribiendo con la mano lo que borro con el codo (incómodo!). 

jueves, diciembre 24, 2009

Tratado de los objetos musicales














Me compré una agendita en el ferrocarril Roca (5 pesos!), volviendo de Capital a Temperley, y comencé mi tratado de orquestación, por riguroso orden alfabético (algún orden arbitrario hacía falta). Los objetos del tratado son por lo general sonoros, aunque algunos, como linternas, molinillos de viento, no lo son. A todos ellos, sonoros o no, los considero musicales. Se aceptan propuestas!

sábado, diciembre 19, 2009

La magia

Estoy re-escribiendo "La magia", para percusión y arpa. Es una sección de mi ópera “La hija de la hechicera…” que puede ser tocada independientemente. Hay una dramaturgia en la pieza, eso es claro, pero no se sabe cuál es. Es como entrar al cine (o a los acontecimientos) en la mitad de la película.  

http://www.ceciliaarditto.com/works/lamagia.html

miércoles, diciembre 16, 2009

Mis sobrinos


Sebastián


Martín



Isabel - Guitarra haciendo yoga

Buenos Aires

Estoy en Bs As desde el 4 de Diciembre. Me siento una turista total. 

Gespleten piano o el piano escindido

A algunos días del estreno de Gespleten Piano en el Festival de Palma de Mallorca puedo decir que estoy muy conforme con la pieza. Las cosas confluyeron muy bien. La pieza es lo que esperaba, Modesto Lai tocó muy bien y el clima se armó. El proceso fue bastante estresante, comenzando con la escritura, ya que no tenía mucho tiempo para trabajar, menos de dos meses y lo pagué con mi equilibrio emocional y con mi insomnio permanente. Estoy contenta (muy muy) con la obra, pero la pasé mal escribiendo, exigida al máximo. Tuve que faltar a yoga y estaba super nerviosa. No me gusta trabajar bajo presión – aunque debo decir que funciona bien en mi o a pesar mío. Basta de queja.  

“Gespleten piano” es un pequeño poema escénico de 30 minutos con tres veladores, dos escobas (elemento arbitrario), dos reproductores de casette (encontré cosas alucinantes en los mercados de Holanda!) ; también hay en la pieza un espejo colgado reflejando el teclado; el espejo no funcionó muy bien, ya que es muy difícil plantear desde la audiencia un punto de vista único para un espejo pequeño  en un un teatro con una boca ancha… tema a estudiar.

Esta experiencia me anima a escribir algo más largo. Obras más “self-contained” que puedan funcionar como obra única de programa, una obra independiente de música -teatro. Ya vendrá el tema de cómo pensar la manera de programar algo así.   

Creo que la escena en Gespleten piano, funcionó muy bien ( Y toda la escenografía, a excepción del piano- entra en una valija!). Tengo con respecto a este trabajo, más preguntas con respecto a la música que con respecto al drama. Mi pasado teatral me está dando bastante satisfacciones. Pero el tema es siempre cómo sostener estos discursos desde la problemática músical. Me pregunto por ejemplo qué significa un espejo reflejando los movimientos del pianista en relación a la construcción de la música(pregunta que dispara muchas fantasías flamenco-renacentistas); como se sostiene la duplicación de materiales sonoros (sobregarbación- ecos, duplicaciones de fragmentos) desde un punto de vista constructivo musical, etc. En definitiva, cómo se hace para articular esta gramática auditivo-visual de una manera orgánica.  

Creo que estas problematicas no hay que no hay que intelectualizarlas demasiado e irlas resolviendo con sucesivas obras, pensandolas más "en acto".

lunes, diciembre 07, 2009

Geografías incompletas

Gabriel Cerini escribió una pieza titulada Moratalaz y Vicálvaro. La pieza consiste en cuatro movimientos o trayectorias que son reproducciones de recorridos reales que caminó Gabriel en la ciudad de Madrid. Estos recorridos están dibujados en un papel como un mapa-partitura para luego ser trasladados - caminados- en un espacio real (terraza, escenario, etc.)

clickear para agrandar

Una caminante (en esta oportunidad yo!) recorre las itinerarios en semi-penumbras, deteniéndose y alumbrando los puntos claves de las trayectorias con una linterna, única iluminación de la obra. En la performance, los mapas se van dibujando en un “papel” liso que es la oscuridad. Salen de la nada gracias a la luz y vuelven a desaparecer también a la velocidad de la luz, o mejor dicho, a la velocidad de la linterna. Estos mapas son presente puro, ya que las trayectorias, engullidas por lo negro, desaparecen del espacio visual inmediatamente. No tengo la perspectiva del afuera de la pieza, pero fue una experiencia lindísima hacerla. 

...

Otro trabajo que ví en estos días, es la muestra “Unrealized objects” del artista alemán Gunnar Friel quien estaba en residencia en la fundación ACA, organizadores también de nuestro concierto. El trabajo de Gunnar tiene relación con el trabajo de Gabriel sólo en mi cabeza, además de coincidir en el mapa del lugar donde estabamos, es decir el Festival de Música contemporánea de Palma de Mallorca.

"El ser humano tiende a darle sentido a la experiencia mediante la continuidad; lo que sucede se explica por lo que sucedió antes." dice César Aira en Cómo me hice monja 

“Unrealized objects” es el título de la muestra que reune varios trabajos en distintos formatos. Uno de ellos es un video basado en un video game, donde el participante en lugar de seguir las reglas del juego, se va para los bordes y el afuera del juego.


Se trata de un juego bélico, tridimensional, lleno de tiros y sonidos de metralletas y con un participante que va caminando con sus botas de guerra, pisando pesadamente la hojarasca y alejándose paso a paso de las reglas del juego. A medida que se aleja de las reglas del juego, lo que se puede ver se vuelve cada vez más interesante: paisajes cortados, árboles que comienzan a flotar en un horizonte de unos y ceros, vacas muertas tridimensionales que vistas desde atrás son maquetas planas… escenografías olvidadas, agujeros, fisuras en la tierra… como si la hiperlógica del programa se tomara un descanso y por los descansos del juego se colara un sentido a medio cocer.

Recuerdo de chica que cuando iba a San Clemente del Tuyu en carpa con mi familia, jugaba fichitas en los video juegos que había en los lugares típicos de verano. Mi preferido era uno de carrera de coches, y lo que mas me gustaba era irme a pasear con el autito por fuera de la ruta. Las opciones de paisaje de los juegos de aquella época no eran muy variadas: prados con florcitas dibujadas y con mucha suerte un tronquito tirado. El desafío de mi propio juego, era que había que pagar cada ficha (no existían los juegos de computadora), y jugando fuera de la ruta, no se acumulaban puntos por lo que se perdía rapídismo. La estrategia era ver cuan rápido se podía permanecer en el afuera antes de volver dolorosamente a poner otra ficha. 


Es lindo pensar en los bordes de los mapas. El borde dibujado hacia fuera. En la antigüedad ese borde era un elefante sosteniendo la tierra, o una catarata de agua que finalizaba con el mundo y arrojaba al barquito del viajero arriesgado a los confines de la tierra al mismo espacio exterior.


En los video juegos, los bordes están dados por los cracks del diseño, en la obra de Gabriel, la oscuridad como afuera infinito del mapa delimitada por el recorrido de la luz. El afuera de las cosas es el afuera de su lógica. El mapa, un pedazo de algo delimitado, estampado, fijo, partiturizado, apresado. Ahora, recién llegada a Buenos Aires para una estadia de dos meses, voy a ver como me va en el reverso de este mapa del mundo conocidísimo.  

martes, noviembre 17, 2009

Jan van de Putte – I am her mouth



I went to listen “I am her mouth" by the Dutch Composer Jan van de Putte who lives in France. 

The opera begins with a very long solo from the mezzo-soprano, interacting with a basic scenography: a door, a rectangular arc with multiple functions, a piano, a glass of water and a bottle. Everything single object from stage becomes necessary in van de Putte language. The music starts “eating” the scenography elements to make them indispensable: the piano, the water… they all have their own density and behave musically. Also the lighting. 
The singer starts mumbling some notes and throwing out coins on the floor, dragging her feet (everything was very precise, I am sure written in the score) … her long way finishes in the piano … she plays a note, casually the same she is singing … ja ja ja! Great!

How much I wished in that moment to have written that music myself! I almost jump into stage for bowing at the end of the concert, so inside I was into this music (specially with the first part of the opera). How happy I was watching that combination of voice, piano, little coins, far away little lamp coming from a half open door…

The singer playing the piano says the word “piano”… there is a very complex combination of resources by means of simple elements … for some reason that putting all those things together was making me literally cry under a deep emotion, except when I had to stop crying for laughing of the jokes… to be a responsible audience is not easy!!!



I am doing something similar with my piece Gespleten piano ( I mean this complex combinatoryo of simple elements)… the only difference is that the piano piece is still in the score and the opera was going on on real time… just beautiful, reading my own mind on stage...  


In one moment the mezzo starts naming the parts from her body: nose, eyes, mouth simultaneously pointing them… she seemed a person "out of herself" who is naming her own body members from an outside (her own mouth, her own voice) it remainded me that kind of logic that crazy people have. She is not only starts repeating the names but enunciating also the act of  repetition “I repeat: nose, eyes, etc, etc)
Latter she  names the musical actions from the performers putting herself with this act apart from the scene: bow up, bow down, pianissimo, pianississimo… etc…

She is being inside, outside the comedy of the concert. We, audience, are somewhere else... inside? with our own emotions?  

water, piano, voice…

I think in "c’est en pipe"… this is a concert, this is an audience …


This enunciation would sink us into a world of intellectual speculation if it wasn’t somehow joyful! I was laughing -with my mind- about something I didn’t know exactly what it was, but it was certainly funny… But we won’t want to explain the jokes… and I think Jan van de Putte neither.


More than Dostoyevsky the opera reminds me Lewis Carroll (the opera was in English, it helps to the association!) The text was literally playing with riddles, counting, and rhythmical repetitions

Ideas, ideas, ideas…  lot of them all the time...  mind puzzles, ear puzzles...  

Suddenly a new door opened in the opera form with the apparition of the musical instruments and the opera was set immediately into a different place. This new world of harmonies by the piano and string quartet was somehow more “operatic", and in certain way more predictable… Vibrato, certain vocal nostalgia post romantic… In that moment I abandoned myself to the flowing of music because the music was already “done”. Becoming a lazy audience is just round the corner. And then, all the sudden, the piece was gone.  
I wish the opera was longer (I mean really longer, 4 hours or more) but anyway, even in a small dose it was a deep emotion to listen to it.

miércoles, noviembre 11, 2009

El chiste y la repetición

El problema de los chistes en la música es que las obras no resisten una segunda audición. No se puede contar un chiste dos veces (ni tres, ni cuatro). El humor en la música es algo más elíptico, mas misterioso. 

¿Quién era el super heroe del barroco?: TeleMann

Repetir 10 veces cada día ante el espejo.  Y reírse cada vez.

+

Cette invisible musique


Michel Arcens escribió un artículo sobre mi música invisible(qué raro todo!) (ir a proyecto Música invisible). Elegí ese título en el año 2002 para una serie de piezas para instrumentos solos. Por un lado me peleaba con el título por ser demasiado poético. Por otro lado, paradojicamente, esa fué la época en que mi música comenzó a ser declarademente más visual. Lo bonito del título (lo feo ya dijimos que es lo poético) es lo sinestésico (sugerir la invisibilidad de algo que es para oír).
Una cita muy bonita extraída del artículo de Michel Arcens
“Nul n'a jamais vu la vie et ne la verra jamais”, Michel Henry 

http://michelarcens.unblog.fr/2009/11/10/cette-invisible-musique/

miércoles, noviembre 04, 2009

La música del mundo


La música está en los instrumentos musicales, eso ya se sabe, pero también hay música en los objetos que nos rodean, en las imágenes, en los mapas, en la luz, en los espejos... La música no sólo es lo que se oye, sino que es una manera particular de pensar el mundo... o de escucharlo...

Yo, como soy académica, tengo anteojos pentagramados.

Concierto en Mallorca 25.11.09


clickear para agrandar

Gabriel Cerini

http://mambobubu.blogspot.com/2009/11/moratalaz-y-vicalvaro.html

Muchas gracias!

Gespleten piano - notas de programa

Cuando era chica mi papá había construido una puertita de chapa con la tapa de un viejo lavarropas, en el patio de mi departamento. Una vez atravesada, la mini puerta te conducía a un patio paralelo - que en realidad era el mismo. En apariencia era un patio totalmente igual, pero si uno prestaba atención las cosas se comportaban de una manera extraña, casi mágica. El dibujo de las baldosas, por ejemplo, te hipnotizaba y los bichitos de las plantas te leían la mente. Ni que decir si aparecía mi mamá con la leche… me aterrorizaba porque pensaba que era una doble. Sólo me podía quedar unos instantes en ese mundo paralelo y luego, corriendo y muerta de miedo, volvía a atravesar la puertita y volver al patio “de verdad” para tomar la leche con mi mamá real.
Mientras componía Gespleten piano recordé esta anécdota de mi infancia, ya que en esta obra hay objetos reales y sus duplicados. El espejo duplica el espacio visual, los grabadores de cinta emulan el espacio auditivo. También hay objetos extra musicales “gemelos”. Me gusta pensar que en el juego de la obra, no se sabe cuál es la copia y cuál es el original.
Últimamente me gusta explicar mis obras con anécdotas, porque confunden igual que las notas de programa, pero son más llevaderas.

lunes, noviembre 02, 2009

Los sonidos y las cosas

clickear para agrandar 

Estoy pensando mi pieza para piano, una mini instalación de camára, donde el espacio escenográfico se vuelve instrumental: un piano, un espejo, lámparas, una escoba conforman la escenografía base. 

Hay objetos "reales" y sus duplicados. El espejo duplica el espacio visual. Los grabadores de cinta emula el espacio acústico  reproduciendo la instancia temporal. Hay algunos elementos en escena (piano y escoba) que se duplican con un doble en bambalinas (segundo piano y segunda escoba). 

La relación entre todos estos objetos (los reales, las duplicaciones, los presentes, los "invisibles" en bambalinas ) en el discurso musical son complejas ya que ellos pertenecen a distintos mundos. Cuál es el punto de encuentro entre una escoba y una piano? Cuál es el espacio posible donde estos elementos conviven en coherente armonía? La respuesta sería que ese espacio posible, ese espacio inventado, es la obra. 

Es un planteo muy intelectual que toca diversos temas: la construcción artificial de un espacio por medio de la obra de arte, la repetición como lo mismo y la copia, el fascinante tema de lo visible y lo invisible, y la múltiples relaciones entre lo que se ve y se oye: ver pero no escuchar, escuchar y ver lo mismo, escuchar y ver cosas diferentes, etc, etc. Múltiples posibilidades se abren sólo utilizando una luz y una tecla del piano. 

A mi me gusta pensar esta obra como una sucesión de gags donde los elementos van apareciendo con la lógica onírica de los dibujos animados, y después, otro día, el año que viene, hablamos de Foucault - que si no lo hubiera leído mi música sería posiblemente otra, pero lo dejamos por el momento jugando un picadito en el patio de atrás mientras cocinamos la torta. 


martes, octubre 27, 2009

Ese muchacho tocó precioso

El concierto salió muy bien. Los músicos tocaron bien, la obra funciona y se armó el clima. Estoy muy contenta. La realidad superó la expectativa. Sobre todo creo que la escritura de la pieza está bien, ya que con poquitisimo ensayo se pudo armar la obra y las aristas teatrales de la pieza salieron super bien sin ninguna explicación extra. Me estoy especializando en eso, creo. En escribir lo extra musical.  Arnold Marinissen, uno de los percusionistas, es superlativo, no se que más bueno decir de él. El organista , como hubiera dicho mi abuela, tocó precioso, ese muchacho tan sensible! 

Hace mucho tiempo no tenía una buena experiencia en Holanda, por una cosa u otra las cosas nunca terminaban de funcionar en proyectos a mitad de camino. Puf, que alivio!  Alejé la pregunta "seré yo?" por el momento.

Estoy muy contenta (como dice Ernesto, un amigo uruguayo que vive en Amsterdam,  "si no te quejás de nada debés estar en realidad muy contenta"!). Es curioso, pero cuando todo va bien y está todo en equilibrio no me dan ganas de escribir en el blog.  Me dan ganas de ir a dar un paseo y olvidarme de la música... aunque no puedo, porque estoy trabajando en la pieza de piano que estoy escribiendo para Modesto Lai. También contenta. Después de dos años en la cucha /lucha, está bueno volver al ruedo. También está buenísimo parar el automático de vez en cuando y salir del mundo artístico que es pequeñísimo y afixiante!!!.

Ahora a yoga!

Sacar del diccionario: mundo artístico; aristas teatrales.

domingo, octubre 25, 2009

Música invisible para trompeta en Montreal


La genia de Amy Horvey presenta su cd con unas piezas mías en Montreal. Amy es una de las personas más creativas, talentosas y chistosas que conozco (después de Noelia, claro!). 

Malasartes Musique is happy to announce the launch of three new CDs on Wednesday, October 28, 2009 at 8:30pm at the Sala Rossa (4848 St. Laurent) in Montreal. Tickets: $10 at the door.

Amy Horvey, well known as a contemporary music and klezmer trumpeter, will present her debut solo CD "Interview". The product of several years of research and live performance, "Interview" represents a collaboration featuring composers Cecilia Arditto, Anna Hostman, Ryan Purchase (renowned as the trombonist of the Lithuanian Empire) and Jeff Morton.

http://www.amyhorvey.com/

http://www.ceciliaarditto.com/musicainvisible/trompeta.html

jueves, octubre 22, 2009

Los músicos de "La arquitectura del aire"


Tatiana Koleva - percusión

click to enlarge


Arnold Marinissen - percusión

click to enlarge


Jan Hage - órgano

click to enlarge

Los asistentes


Los organistas comunmente tienen dos o tres asistentes alrededor que les cambian los registros, le dan vuelta las páginas, etc...

Los asistentes son como pajes que con manos invisibles van asistiendo al organista sentado en su trono con pedalera y van sobrevolando sus deseos escritos en la partitura.

Mi pieza es para organista sin asistentes. Es más comunista. Qué el rey se haga su propio huevo frito, que cocinar, muchas veces, es más lindo que comer!


En Some of "The Harmony of Maine" (Supply Belcher) for Organ and Six Assistants (1978) de John Cage,  los materiales musicales  y los registros a utilizar están determinados por operaciones de azar.

 

La arquitectura del aire and the program notes


clickear para agrandar

At the beginning I thought that the piece was about “air” and the "space between things", space conformed by the emptiness that is shaping the contour of things from the outside…  

Perhaps because the two percussionists and the organ conform a triangle spread on the hall; or because the organ has a motor and pipes and the vibraphone has a motor and pipes, but may be also because the musicians plays ventilators, a melodica and old radios and they "manipulate air" in different states and frequencies; or because the performers communicate with each other with strings tied to tins, in the manner of low-tech telephones -when I was a child I used to build this kind of telephones with my sisters…

easy reasons...

Therefore I realized the music was about “in betweens”. It is music made of air and threads -basically made of nothing- where the musicians tie sounds with strings and send each other signals with the instruments, the motors and the voice. Something solid made of air... Maybe I say that because it is the way I feel, very strong and very fragile altogether, the stronger, the more fragile.

The true is that I don’t know how to explain my music (or any music), but like a good Argentinean, I love to talk about it.  

lunes, octubre 19, 2009

Estreno de La arquitectura del aire para órgano y dos percusionistas

Jan Hage (orgel), Tatiana Koleva (slagwerk), Arnold Marinissen (slagwerk)

PROGRAMMA Eric Verbugt (1966): di retro al sol (première) • Yannis Kyriakides (1969): Bee Cult • Peter Klatzow (1945): Dances of Earth and Fire • Cecilia Arditto (1966): La arquitectura del aire (première) • PAUZE • Jan van de Putte (1959): Terra • Wolfgang Rihm (1952): Siebengestalt • Hans Koolmees (1959): Events • PAUZE • Arnoud Noordegraaf (1974): Soloist • Rob (1964) & Arnold Marinissen (1966): Framed & Live • Arnold Marinissen: Knip (première)

25 de Octubre de 2009
14:15

Orgelpark, Amsterdam

Ya comentaré pormenores varios (poquísimos ensayos, etc), por ahora me acojo al beneficio de la duda y a la benevolencia de la suerte, que una de cada diez veces, a los compositores, nos salva!

sábado, octubre 17, 2009

Música invisible para flauta en Morelia, México


Digitación (arriba) y efecto (debajo) en “Música invisible para flauta #1”. El rango de altura de la pieza es de 3/4 tono. 

El flautista Wilfrido Terrazas tocará mi pieza "Música invisible para flauta" en Morelia, México.


La info del concierto (por si andan cerca):

Recital de flauta
Lunes 14 de diciembre, 6pm
Sala Niños Cantores
Conservatorio de las Rosas
Santiago Tapia 334, Centro
Morelia, México

De más está decir que me pone muy contenta que se toque mi música en México, país que adoro. Gracias Wilfrido!

Audio - partitura - notas de programa

Wilfrido Terrazas 

miércoles, octubre 14, 2009

ADN


Si pienso en mis raices artisticas no pienso en la música. Me siento inválida en ese sentido. Lo que me ha influenciado medularmente de mi cultura es la literatura , el cine, el humor de la gente en la calle, las ideas de mis amigos. No se me ocurre “pertenecer” a una tradición musical pero sí a otros clubes.
No me conmueve la música de Juan Carlos Paz ni la de Ginastera, ni la de Kagel. Pero si adoro a Gombrowicz, a Aira, a Bioy; me encantan las peliculas de Rejtman, de Alonso, me gusta el teatro de Spregelburd y fundamentalmente los chistes de mi mamá.

Sacar del vocabulario: raíces artísticas.

Palabrerío


Estoy escribiendo una obra que es "cámara de música" en lugar de música de cámara. Music chamber instead of chamber music. Muziekkamer.

domingo, octubre 11, 2009

Barrer en quintillos


Una escuela de Merlo, pongamos por caso la 78, a unas cincuenta cuadras de la estación, por ejemplo, digamos hacia Barrio Matera. La escena transcurre en la sala de maestros, o algo así: se trata de un baño escolar en desuso, que aún conserva dos o tres mingitorios sobre los que se acumulan carpetas, libros y mapas.

Rafael Spregelburd, Acassuso

Una de las virtudes del teatro es la de construir espacios convencionales a partir de unos pocos objetos. El teatro construye siempre un lugar físico donde ubica a los actores, describiendolo genéricamente con dos o tres elementos al comienzo de cada escena: una mesa, dos sillas, una heladera y una hornalla nos reconstruirán toda una cocina; un banco, un farol y un árbol, un parque; un tablero de comandos enfrente de una ventanita con estrellas, una nave espacial, etc, etc...

Estoy escribiendo una nueva pieza para piano, basada en mi proyecto Gespleten piano, para el talentosísimo pianista español Modesto Lai Monzón. La obra parte de construir un espacio escenográfico con elementos como lámparas, reproductores de cinta, un espejo y una escoba además del piano, formidable mueble. Este espacio teatral no representa un lugar determinado como un living room sino un lugar mas abstracto. Los objetos de este lugar se comportan como instrumentos musicales y se relacionan también musicalmente entre sí. La idea es pensar el espacio escenográfico como un espacio instrumental, donde no sólo las cosas “suenen” (pueden también no sonar), pero que sí siempre respondan a una lógica musical. Los objetos están notados por lo que su comportamiento está estructurado en modo de acción y sobre todo en el tiempo. “Barrer” no es “barrer”, es como tocar una escobilla gigante en el parche del suelo en un ritmo de quintillos. La escoba se convierte así en una "escoba extendida", porque no deja de ser escoba pero sin duda barre distinto. 

Ya lo pensaron antes...

domingo, septiembre 27, 2009

Novedoso


Palabra fina, pero desprovista del prestigio de la novedad.

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

Perfecto


Expresión de asentimiento. Veánse los sinónimos Correcto, Exacto, Regio, Fenómeno. 
- Puedo verte mañana.
- No.
- Perfecto. ¿Pasado?
- No.
- Perfecto. ¿Puedo llamarte?
- No.
- Perfecto.
(Secosse, Salustiano y Miss Margaret)

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

sábado, septiembre 26, 2009

Hacer a tiempo


"Si hago a tiempo, paso por la galletitería"

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

Dimensionar


"El orador dimensionará su pieza dentro de los estrictos límites de la resistencia humana de los oyentes." (Timón, Libro de los oradores, nueva traducción, Buenos Aires, 1973.)

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

Desubicado


"El doctor es uno de esos eternos desubicados que si va al Hipódromo lo sacan a empujones, porque se puso a corretear por la pista." (Barinugli y su pingo Tragavientos, Siluetas porteñas, en Historia de nuestro turf.)

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

Boludo


Palabra de gran aceptación entre señoras. “No seas boluda.” Véase pelotudo en algún otro diccionario.

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

Calar


Terminantemente se dice: "Cala muy hondo".

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

Actualizado


"Salga de ahí, che, usted no es un escritor actualizado, usted no está con la juventud." (Académicas, tomo XXV.)

Leyendo a Adolfo Bioy Casares - Diccionario del Argentino Exquisito

viernes, septiembre 25, 2009

Pan comido

La hoja en blanco, empezar a escribir una pieza, la vida en blanco, cual es el próximo paso… 

A mí las obras siempre me vienen como preguntas, como incógnitas… pero siempre como urgencias. Es una energía en estado innombrable, una alegría a dar forma, una ansiedad, un retortijón. Después viene el trabajo y en el mejor de los casos vienen las explicaciones. Después vienen las estructuras, los contenidos. Pero el comienzo es siempre esa cosa indeterminada, totalmente intensa.  

Cuando pasa al revés, cuando la obra nace de las herramientas y no del boceto-mamarracho, las cosas no funcionan y directamente no puedo escribir nada. Después en todo caso, siempre después, vendrá  la lucha en el papel, el combate con las propias limitaciones y los límites de lo que uno es (y eso no tiene remedio!).  

No puedo escribir una obra a partir de lo que sé, sino siempre a partir de lo que no sé (aunque lo que salga pa' fuera sea lo más obvio del mundo). 

Estoy terminando mi pieza de órgano, arrimando el bochín, como decía un maestro mío que intercalaba lunfardos en conversaciones de formato schoenberiano.

Y acá estamos: todavía no se de que se trata mi pieza. Pensaba en un comienzo que se trataba del aire y del espacio entre las cosas, porque los dos percusionistas y el organista forman un triangulo equidistante; porque el órgano tiene tubos y un motor y los dos percusionistas marimbas, vibrafones (tubos) y también motores con sonido (motor de vibrafón, radios y un ventilador); porque los tres músicos se comunican con hilos a través de los metros de espacio que los separan; porque los hilos, que suenan muy bien, los van entrelazando en el discurso musical, se van atándo unos a otros, mandándose señales, sonando… Es una pieza hecha de aire y de hilos. Me da terror que no se termine de anudar lo suficiente con dos ensayos, pero ese es otro tema…

Yo creo que en parte mi pieza “La arquitectura del aire” se trata de todo lo que acabi de decir como contenido explícito, pero en realidad no estoy diciendo nada de la pieza, que se trata de otra cosa, que yo no sé y que tal vez para los otros es lo más claro del mundo. Como dice mi papá, es fácil ser psicólogo (y hablar sobre los demás desde afuera)… 


Digitando la pieza con Johan Luijmes en un universo de half stops, él me dice en un momento (se lo veía contento): Es una pieza muy frágil, muy sutil… y yo sonreía en holandés por fuera mientras por dentro mascullaba en criollo: otra vez sopa, Ceci! Maricona! Abajo la poesía! Viva la arquitectura!


En realidad creo que lo que es puro aire, es balbucear sobre los própositos. Siempre pasa lo mismo cuando uno habla de música, de la ajena y sobre todo de la propia: no se puede. Los propósitos son guias pero no dan cuenta de lo que pasa.  

... la hoja en blanco, la vida en blanco, cual es el próximo paso… y siempre así, hasta el final…  Nos tendremos que comer el mismo pan otra y otra y otra y otra vez?