miércoles, noviembre 28, 2007

En la cocina, poema de Joaquin Gianuzzi



















Picando ajos y cebollas

en mi cocina de surrealista privado

aventuro una ración

de ricas posibilidades, como empezar de nuevo

a partir de una vida arruinada y un huevo fresco.

Todo esta aqui de pronto:

el conocimiento y el condimento,

el universo y la salsa.

Soy una turbia mezcla cultural de manos y cacerolas

con un grito parado en el centro

de la llama del gas,

llamando a todos para que vengan a comer;

ofreciendo

con una respetuosa reverencia

una pizca de sal y una gota de aceite

al dios de una nueva oportunidad.

viernes, noviembre 09, 2007

?

Estoy escribiendo una obra para tres trombones y linternas mágicas ( imágenes en movimiento -en vivo- proyectadas en una pantalla). Decir escribiendo es una metáfora ya que estoy trabada. No estoy escribiendo nada. Pensando en círculos.

Día 19, 24, 25

Lo primero que se me ocurre es seguir la imagen con la música (algo así como mímica o una palabra peor, “mickymousing”). Iñigo Giner, un amigo compositor, bien dice que las relaciones entra la imagen y el sonido puede ser de sincronicidad, pero que esta relación de sincronicidad puede ser más compleja o más interesante que la traducción inmediata. Por ejemplo, el escribió una pieza, “De retórica II” para ensamble y cantante donde la soprano abre la boca para cantar y no emite sonido, pero se escucha el resto del ensamble.
Sé que en algún punto, el comentario de Iñigo me va a pegar pero por el momento la hoja sigue en blanco.

...

Día 27, 28, 29

Vi horas de videos de Norman McLaren para estudiar las relaciones entre la imagen y el sonido, sobre todo cuando el compone la propia música escrachando y dibujando sobre el film. Aprendí que las soluciones más simples son las más efectivas. Pocos recursos de la imagen y del sonido son mas poderosos que la acumulación de recursos.
Mi imagen es compleja, está definida (no puedo cambiar mucho) y tengo que escribir para tres trombones... Aunque la lección es valiosa.
Vuelvo a la hoja en blanco.
...

Día 31

Empiezo a preguntarme cosas desde otro ángulo. El porqué de los trombones no me lo puedo preguntar, porque no fue decisión mía la instrumentación, ya que el encargo vino así. Entonces me pregunto que aspecto, que rasgo de identidad del trombón (de tres) me gustaría resaltar en la obra, para que sea una obra para tres trombones y no tres otra cosa (no voy a decir “idiomática” porque nunca se sabe el idioma que puede llegar a hablar un instrumento).
Se me ocurre lo obvio: el glissando, los colores de las distintas sordinas, todo tipo de técnicas extendidas, etc.
...

Día 1

Generalmente las obras se me ocurren instantáneamente: me asalta una idea y después es cuestión de irla desarrollando por meses. La "idea" siempre viene con un entusiasmo, un enamoramiento, una curiosidad a develar.
Por ahora la hoja en blanco.
...

Día 3

La imagen tiene una historia, un texto de Borges. Decidí no utilizar el texto y trabajar solo con la secuencias de imágenes (que sí se remiten al texto). No quiero utilizar la narración de la historia agregando una dimensión literaria al problema de la imágen y el sonido.
Pienso además que en lugar de abrir preguntas, debería cerrar posibilidades, partir de una premisa clara... pero cuál?
...

Día π


Leo el artículo de Gerardo Gandini “Reflexiones sobre el oficio del componer” y me voy a dormir.

http://www.myspace.com/gerardogandini