lunes, octubre 29, 2007

Tip N°1


Para preparar los armónicos naturales en el piano, buscar el armónico deseado y presionarlo sosteniendo un palito de madera desde la cuerda (posición del armónico) hasta la tapa del piano. De esta manera la fundamental prácticamente no se escucha y el armónico suena más “redondo”.
Lo aprendí de Jorge Diego Vázquez. Gracias! El dice que los palitos para armónicos se compran...

domingo, octubre 21, 2007

Las infinitas posibilidades del agua

Estoy trabajando en una pieza para tres trombones y linternas mágicas, con las póstumas imágenes de Ida Lohman.
Tengo las linternas en casa, me arme una cámara oscura en mi habitación, para terminar la pieza que comenzamos juntas.
La pieza esta basada en elementos acuáticos (es una interpretación del cuento de Borges, “Animales de los espejos” - del “Libro de los seres imaginarios”). Ida construyó peceras diminutas (llenas con agua) que se colocan entre la lente y el foco de las linternas mágicas.
Lo que se proyecta sobre la pantalla gigante es el agua contenida en las peceritas y todas sus metamorfosis: objetos que caen en la pecera, burbujas sopladas con una pajita, pompas de jabón, fluidos de colores inyectados en el agua, sal que se disuelve ante nuestros ojos, etc, etc, etceterísima.
Cabe recordar que en las linterna mágicas, todo lo que baja en la pecera, sube en la pantalla, y lo que va izquierda-derecha es opuesto en la proyección. Ejemplo: si echamos sal sobre el agua, en la pantalla la sal cae de abajo hacia arriba, por lo que cualquier simple procedimiento tiene una mecánica a nuestros ojos, completamente inédita. Los elementos cotidianos se vuelven extraños por la diferida ley de gravedad y por la magnificación de los lentes.

Pero este texto, titulado “Las infinitas posibilidades del agua” no es una alabanza a las linternas mágicas y a sus posibilidades sino todo lo contrario.
Es una critica a “las infinitas posibilidades” y que hacer con ello.

Cuando uno empieza a trabajar con las linternas, dice Guau! ¡Mirá ese conglomerado de burbujas de jabón! ¡Cuántas posibilidades de formas y combinatorias! ¡ Es imposible encontrar un patrón! ¡Qué fuente de infinitud en mi propia pared con el mismo jabón de lavar los platos! ¿Qué música voy a escribir? ¡Si ya todo esta ahí!
A lo largo de los segundos nuestra atención decae... esas infinitas posibilidades se vuelven más finitas, y después de un par de largos minutos, las dos o tres posibilidades se vuelven nada más que “jabón” . (Me recuerda a los problemas de la música electrónica, tema para otro día) y la pregunta se presenta nuevamente: ¿Qué música voy a escribir?

Otro tema es el control: las burbujas hacen lo que quieren. Pero “lo que quieren” es más o menos siempre lo mismo. Cualquier acción artificial sobre ellas es “forzada” y más que “manipular” las burbujas hacia el campo de la abstracción matemática, nos llevan al indeseado territorio del “bricolage” .

¡Qué dilema!

Pienso en los pioneros de la animación Norman McLaren, Oskar Fischinger, Víctor Iturralde que trabajaban con materiales hiper restringidos: rayas y puntos.
Los mejores cortos de animación en mi opinión son los que tienen materiales más reducidos ya que así se tiene más espacio para la construcción y el diseño.

Por eso es linda la lección de Nono en su cuarteto de cuerdas “Fragmente...” donde los materiales están prácticamente en proceso de evaporación, y es ahí donde el compositor puede construir estructuras más complejas (recomiendo escuchar la obra en vivo! ya que no tiene nada que ver con la corporeidad y “consistencia” de las versiones grabadas)

Creo que la relación entre los materiales y la forma es siempre la pregunta.

sábado, octubre 06, 2007

Un mundo mezzo-piano

Hoy fui a un concierto de musica barroca en el Concertgebouw de Ámsterdam, del talentosísimo director argentino Adrian Rodriguez van der Spoel, el increíble gambista Paolo Pandolfo y el super ensemble Holland Baroque Society (no me alcanzan los adjetivos!!!). Tocaron exquisiteces de Marais, Lully, Couperin, Valente y un aluvión de canciones de diversos autores además de improvisaciones.
La música que tocaron está en un rango dinámico reducido pero todo se escucha perfectamente. El concepto moderno de forte es imposible para las posibilidades técnicas de estos instrumentos: laúdes, cuerdas de tripa, clave, voz cantada sin vibrato, etc.
El universo de percepción entre lo suave y la nada no es solo una cuestión de volumen, sino abrir la percepción a otros parámetros, como tantos compositores de siglo XX demostraron. .
En la música barroca, es interesante en lo tímbrico la convivencia de “la nota” con “el ruido” del frotado de las cuerdas y los distintos ataques de los arcos. Es maravilloso cuando el gambista toca la cuerda grave, esa cosa tan ruidosa y áspera, que además tiene altura.
Hay también parámetros expresivos ligados a la intensidad, por ejemplo frases que en un diminuendo se desvanecen en el silencio, con los músicos sólo haciendo la mímica al llegar al final del rango. Tiene poesía y también humor.
Nuria Schoenberg una vez me dijo en relación al cuarteto de su esposo Luigi Nono “Fragmente, Stille an Diotima” que “el mundo se había vuelto muy ruidoso”. En mi fantasía pienso que el mundo barroco era mezzo-piano.

miércoles, octubre 03, 2007

Técnicas extendidas


“It turns out that much of what I thought was new is a two-thousand-year-old tradition! As far as can be determined, the aboriginals have been using many of these new sounds for centuries”
Stuart Dempster- “The modern trombone”

Dempster en su libro también dice que el cantar y tocar simultáneamente en el trombón posiblemente se hacia a comienzos del 1800.

Mas que descubrir los sonidos, creo que un compositor inventa un nuevo contexto donde los mismos sonidos tienen un significado diferente. Me gusta pensar las técnicas extendidas como técnicas extendidas de la percepción más que de las posibilidades técnicas de los instrumentos.