viernes, agosto 31, 2007

Notas pampeanas

Estuve de vacaciones en Argentina (vivo en Holanda hace cinco años) y encontré viejos textos que escribí en el año 1999. Son textos sobre música, la pampa y la nada. No soy especialmente una persona folklórica (en realidad nada), pero se me pegó la metáfora-estampita del país en esta visita (¿será la distancia, la edad? ¿el dulce de leche que no me gustaba?)

I

Aguardábamos como si fuera a suceder
de un momento a otro
Pero la música no llegaba.
Los músicos se cansaron de tocar
y se fueron.
Sobrevino la oscuridad
y todos nos quedamos dormidos.
Algunos la recordaron a la madrugada.
Tal vez era nada.
Despertaron la memoria .
Reconstruyeron el sueño.
Buscaron en los lugares habituales
y en los otros.
Y mientras se preocupaban
la música llegaba
de cualquier parte.

martes, agosto 21, 2007

About notation

I like to think about music (I am talking about written music) as an object which regenerates itself every time it is evocated. Different from other arts where the physical object previously exists, in music the work of art “pops up” every single time music is performed, following the recipes of a score.
Music chooses a foreign language to express itself that is not sound waves but rather graphical signs. This synesthesia, that is when one type of stimulation evokes the sensation of another, prints to musical thought an ambiguous feature, ambiguity understood as fragility and strength at the same time.
We know that the history of western music was always dancing together with the history of musical notation: one generating the other in an indivisible dialectical relationship. Musical notation is not only a tool to preserve "the right sound waves in the correct order" but a way of thinking and creating music from a different perspective, being both a "registration and generation machine at the same time". Notation is in this way a kind of “arena” which allows music to be thought constantly in diverse and flexible ways, being this imperfect-perfect, defined-undefined, precise-imprecise double sided coin, the right scenario for the abstract condition of music.

Luigi Nono "La lontananza nostalgica utopica futura"

jueves, agosto 02, 2007

Musas

Estoy trabajando esta semana en Santa Fe, Argentina en la Universidad del Litoral en las V Jornadas de Música Contemporánea. Escribí una pieza llamada “El libro de los gestos” para el ensamble Musas cuyo director es Jorge Diego Vázquez.
Es un ensamble de mujeres, muy jóvenes, todas estudiantes de la Universidad del Litoral. Algunas hace muy poco que estudian el instrumento, y están aprendiendo las técnicas clásicas y contemporáneas a la misma vez (muchas veces las técnicas contemporáneas primero).
El repertorio del ensamble es mayormente música argentina contemporánea, y muchas obras son compuestas especialmente para ellos.
Trabajar con estos músicos es una experiencia muy profunda, ya que todos tienen una curiosidad infinita y son capaces de probar por horas diferentes posibilidades del arco en la cuerda del cello para medir la gradación de ruido (horas significa horas!).
La disposición al trabajo es absoluta, y es claro que aman la música contemporánea. El director del ensamble, el joven compositor Jorge Diego Vázquez, esta haciendo una obra maravillosa, porque no solo abre el mundo de las técnicas de la música contemporánea para estas músicas, sino que evidentemente les contagia un entusiasmo enorme por tocar y aprender la música que se hace ahora.
Trabajar con ellas es para mi lo que siempre pensé que era hacer música: un proceso creativo profundo, de búsqueda, de riesgo pero sobre todo de intensa alegría.

Ensamble Musas.
Director musical : Jorge Diego Vázquez
Directora artística : María Misael Gauchat
Integrantes: Natalia Carelli, flauta; Ivana Papini, clarinete; Iliana Muzzio, saxo alto; Viviana Dupertuis, violín; Patricia Hein, violoncello; Maria Misael Gauchat, percusión; Alejandra Bontempi y Mariana Pretto, pianos y teclados.

imágen: Patricia Hein cantando dentro del cello en mi pieza "El libro de los gestos".