viernes, mayo 18, 2007

La espontaneidad convencional

Para mi la división entre improvisación y composición es una disyuntiva falsa. Yo creo que composición tanto como la improvisación no definen un resultado sino un proceso. El lugar común nos dice que la improvisación tiene que ver con mecanismos mas “espontáneos” o que involucran acciones en tiempo real, mientras que la composición es un proceso mas reflexivo que mayormente implica la escritura. Hay muchas gradaciones en lo que es la improvisación y composición. Hay compositores que hacen un proceso espontáneo del acto de la escritura e improvisadores que investigan sus materiales y conceptos de forma mas concentrada que muchos compositores.
Para mi mas que definir el proceso, es mas fácil hablar del marco donde las cosas ocurren: cuál es la idea musical que define las reglas del juego, y los medios para que el mensaje sea claro, ya hablemos de improvisación barroca o de música india.
Por eso mas que de los procesos, es mas claro hablar de los conceptos, de las ideas musicales y luego desde allí, definir mecanismos de acción (escritura, semi-escritura, instrucciones, acciones etc.).
Yo creo que la “espontaneidad total” es generalmente muy convencional, y que madurar un lenguaje, un estilo, es una tarea de toda la vida. Si esto se transmite en una partitura o en un acto en tiempo real, depende de las características de la música. Que más da! Lo que hay atrás es lo que cuenta.
En mi pieza "La Magia" para percusión y arpa, los instrumentistas hacen música con agua, metrónomos, arvejas, papeles abollados, etc; es decir elementos con un alto grado de indeterminación. Ocurre también que el traspaso de arvejas de un vaso a otro, así como otras acciones teatrales, está escrito en una partitura. Me gusta trabajar en esos bordes.
http://www.ceciliaarditto.com/projects/opera/music.html

lunes, mayo 14, 2007

Espiar en la web

Es extraño publicar cosas en la web. Es como un espacio íntimo a la vez que expuesto. Como las casas en Holanda, que no tienen cortinas y se ve practicamente todo el interior. Uno podría mirar adentro, pero no lo hace, o trata de no hacerlo, porque se encontraría con un señor despatarrado en el sillón mirando la tele, en una pose que no pretende ser pública. Muchas veces tengo la sensación que el espacio web es algo parecido, entre lo público y lo privado.

Idea para una pieza nueva

La idea de la pieza es una pieza rizomática, antijerárquica, con múltiples puntos de encuentros en la maraña de la música. Estos puntos de encuentro también se dan en un espacio que es de índole teatral y en la filosofía de la pieza, se dan en un espacio de no-música, es decir en otro tipo de discurso. La pieza es el adentro y el afuera, como dos partes de la misma cosa. El positivo (el mundo del sonido) y su negativo, el mundo de los gestos.