viernes, diciembre 05, 2014

Cadáver exquisito 2.01

Estaba escuchando la música de la médium Rosemary Brown, y creo que no hay duda de que la música le fue dictada por los grandes maestros. Eso está fuera de discusión.  El problema es que los grandes maestros no hacen mas que repetirse a si mismos , con grandes clichés (además del problema de las limitaciones musicales de la intermediaria). Dejando de lado el tema de lo sobrenatural, pienso que repetirse ante la infinitud a través de los años no le hace bien a ningún compositor y esta enseñanza del mas allá no tiene por que ser sobrenatural para poder ser ejemplar en el mundo de los vivos. Los compositores nos desactualizamos en un lapso de diez años, por poner un lapso de tiempo arbitrario. Qué nos pasaría si seguimos componiendo los mismo, en el mismo estilo, por 200 o 300 años (ademeas sin el propio cerebro y sin las propias manos, ese es otro gran tema bastante divertido si se quiere). Qué pasaría si seguimos haciendo lo mismo en un mundo que sigue girando en otra frecuencia? Lo mismo ya no es lo mismo, como dice Nicolaus Huber. En realidad lo maravilloso de esta profesión es poder cristalizarse en el momento. Luego las obras quedan frisadas, pero esas obras son un reflejo de una comunicación intensa con un aquí y un ahora determinados que no se puede falsear.

El arte, aun el más sublime no deja de ser una condición local, de barrio, se llame el barrio Weimar o Temperley. La música del pasado también comparte esa condición: fué presente en un espacio tiempo, y algunas de ellas tienen la maravillosa propiedad de  que pueden reeditarse en otros tiempos. Aunque hay músicas que se reeditan y otras no. Y eso no tiene que ver con una calidad mayor de la obra, sino simplemente con una posibilidad mayor de regenerarse. Por ejemplo, la música de Bach es una de las mas reeditables que conozco: es a pruebas de balas, resiste todo. Por cuestiones de armado y de estructura es una música invulnerable a las centurias, a los instrumentos, a las versiones. No hay con que darle, siempre sale bien parada. Bueno, otras músicas son mas perecederas, pero no por eso de menor calidad. Están más atadas a los instrumentos y a una cierta época.  Otro fenómeno interesantísimo es la opera, también con una capacidad de edición absoluta a lo largo de las generaciones. Y cuando hablo de reedición hablo de reinvención. Autogenerase en otra época, es como autogenerarse en otra dimensión. Y aquí va la crítica, si se quiere, a los autores que dictan sus obras desde la posteridad. Es que estos autores están transmitiendo notas, seguramente ideas, pero las ideas no son nada si no están en dialogo con el tiempo. La música de Bach sigue en diálogo con el presente por sus características internas. Esta reflexión amplia de los compositores famosos dictando sus obras desde el más allá se puede reducir a la vida de los mismos compositores en la tierra. Hay compositores que se empiezan a copiar a si mismos en un momento de su vida; aun vivitos y coleando, empiezan a “morderse la cola” en determinado momento. En realidad es casi una constante en todos los artistas y sería más edificante hablar de las excepciones, compositores como Stockhausen que a podido convertirse en muchas personas diferentes en una misma vida, renaciendo de sus propias cenizas, o como John Cage, siendo exactamente el mismo toda su vida, pero abriendo el círculo más y más y más, como un espiral originado en un punto único e indivisible, con increíbles ramificaciones.

miércoles, noviembre 26, 2014

Cadáver exquisito 2.0

Cuales son los clichés, los grandes clichés que se han vuelto carne: ser artista, el primer gran cliché, mujer, latinoamericana, argentina y la c… de la l….  Y después el conservatorio y las búsquedas personales que siempre (siempre) te lleva a un nicho: los aparatos, la low tech, el minimalismo… Pensar en una música pura se me antoja como pensar la música desde fuera de la música, imposible. Como mirar el propio ojo fuera del ojo.La música se piensa desde la música. La cultura se piensa desde la cultura y uno se piensa desde uno. No hay transmutación posible en esta perspectiva. Y si uno piensa que no se piensa fin de esta discusión y flotamos... Y volviendo al ojo ciego de Bikram, el ojo ve todo menos a sí mismo. La música no se oye a sí misma, el creador no se crea a sí mismo porque el acto del pensarse es parte de la creación y lo vuelve un loop de sentido imposible, un rebote continuo en una sala de espejos donde el original no puede ser visto mas que a través de un reflejo ya que nadie puede verse a sí mismo desde afuera “for real”. Simple. Y valga este salón de espejos, esta disociación imposible para tomar nota de lo que hay, de las formas y los gestos. Y volver a simpatizar con ellos o no. Es como escuchar la propia voz en un grabador. La grabación es más parecida a nuestra propia voz que la propia escucha de afuera para adentro… Además se agrega la experiencia del unísono de hablar y escucharse a la vez, sin delay. Creo que mi hermana Gabi tiene mi misma voz. Cada vez que la escucho siento que soy yo, me pasa desde que eramos chicas. Es lo mas parecido a mi tímbricamente que conoco. Siempre que atiende el teléfono me confunde por unos milisegundos… creo que estoy yo del otro lado y luego vuelvo a mi. Mi hermana es mas parecida a mi que la grabación. Tenemos la misma carga genética, los mismo parlantes.

Cadáver exquisito

Creo que el método de trabajo por un tiempo va a ser dejar que las cosas sucedan y  que por fin se caigan. Nunca hay tiempo para que lo que no funciona se caiga, que ya está abrochado de alguna manera. Tengo buenas ideas y muchas malas. No me preocupa lo malo, hasta me halaga. Lo que mas miedo me da es la tontería, porque está ahí, no hay duda. Destapar estos canales y dejar que las cosas se desplomen no podría ser mas que positivo. Detener es igual a sostener, una variación de lo mismo. Cuanto mas me afloje, mejor me va a ir. Dejar de pensar. Me salen palabras que no quiero decir, son como los junks del lenguaje. Eso mismo pasa con los lenguajes artísticos, el texto estereotipado, el junk de sentido preseteado: los moldes de las sociedades de conciertos, las tradiciones instrumentales, los gesto musicales, las escrituras programadas, los comentarios, las escuchas a priori, la circulación de la música, el trino, el semitono. Que ladrillos, mama mía! Pero lo que me aleja de las salas de concierto no es ni el enojo, ni la frustración. Es el profundo aburrimiento. Y ya estoy empezando a darle forma a todo esto. En el blog. `”Hacer algo” antes de que haya algo. Inmediatamente algo empieza a aparecer y a la parrilla. Hay que darle tiempo a las cosas, no para que aparezcan, sino para que desaparezcan. Que se caigan solas antes de subirlas al podio.  XX me pareció el artista más puro que conocí por mucho tiempo. Y lo era. Hasta que se lo comió su propio cliché. Ahora no lo aguanto. Me aburro soberanamente. No hay una pizca de verdad en lo que era en un comienzo genuino. Como metodología voy a vomitar todo en un continuo y trabajar en 10 o tal vez 20 piezas al mismo tiempo. Sacar poner armar desarmar. Creo que mi proyecto nuevo es interesante. La música es linda, en realidad es lo único que me interesa entre taaaanto chirimbolo. Todo muy abarrotado de clichés... tanta cosa! Estoy tranquila, acá, escondida en Alemania, por fin. No deja de ser algo verdadero estar acá. Por ahora más que cualquier otro lugar. Me gusta Alemania, me gusta de siempre. Hay algo bonito que esta pasando con la práctica del yoga.  Lo que le digo a los alumnos sale un poco de la nada, en el momento, como si lo dijera otro y luego lo uso para mi. Me estoy tragando mis propias palabras y esta muy bien. Soy mi propia profesora, la primera sorprendida. Me gusta esta idea, porque además es verdad. No lo busco, ni siquiera me doy cuenta de lo estaba haciendo. Simplemente pasa. Nunca pensé que podría hacer algo así: dejarme ir y poder confiar. Me miro en el espejo, en mayita, con casi cincuenta años, dando clases en alemán sin casi hablarlo y la vida me parece algo fabuloso y loco. Le agradezco tanto a Bikram que me haya dejado subir a su bote delirante. Es una vida mejor, no hay ninguna duda. Pena que la felicidad que nos da es justamente su punto ciego, su fuente de desgracia. Y es ahí cuando decimos " eso es una paradoja". Y no lo es. Por lo general las "paradojas" son las reglas constantes si se presta un poco de atención. 

lunes, noviembre 17, 2014

Bochinche


«Hören Sie denn nicht das entsetzliche Schreien ringsum, das man gewöhnlich die Stille heiβt» 
¿No oís el horrible griterío en derredor al que comúnmente se llama silencio?

Georg Buchner - citada en  El enigma de Kaspar Hauser de Werner Herzog.

viernes, octubre 17, 2014

Too much

Tengo muchas ideas, muchísimas. Soy de lenta resolución (lentísima). El síndrome de la hoja abarrotada. Preferiría la paz de la hoja en blanco.

jueves, octubre 16, 2014

Wolfgang

Nada funciona en Alemania. Los trenes son un desastre, el correo te deja las notificacions en la basura del edificio, el banco no te contesta los mensajes. El plomero, electricista te dice que viene a arreglar tu casa y sencillamente no viene. No llaman tampoco. Una esperando, dos meses sin calefacción. Poner internet en tu casa es un largo proceso de 6 meses, por una cosa u otra. Muchas excusas muy serias. Siempre es tu culpa. También que llueva y se te inunde la casa.
No me importa la eficiencia, no creo en eso, no es un modelo que me ilusione especialmente. La vida es caótica e improvisada y eso tiene su encanto.
Pero los alemanes se creen que su pais es un reloj y obedecen las reglas como si todo funcionara. Eso es loquísimo. Si el almanaque dice carnaval, prepara el pomo Wolfgang!





domingo, septiembre 21, 2014

De la cabeza...



Ayer fui a ver una version de Neither, la ópera de Feldman en la Ruhr triennale, en Duesseldorf, con reggie de Romeo Castellucci. Si planean verla, no sigan leyendo porque les arruino la sorpresa. 

La puesta  tenía:
un gato vivo en escena, un perro vivo en escena... un caballo vivo en escena; un tren de tamaño real que avanzaba lentamente hacia las butacas y cuando las impactaba, todas las butacas de la sala (mas de 700?) se movían. Una grua con una lampara gigante que iluminaba la escena desde afuera del techo de vidrio del espacio enorme. Una mujer tullida, con una sola pierna, en escena... 

Y miles de trucos. 

La orquesta al costado, tapada con unos tules, un poco wall paper. La cantante con micrófono y vibrato.

La producción fue tan pero tan impactante que me quede bocca chiussa. Mas allá de todo juicio. Anonadada. Nunca vi nada así, solo en películas de Hollywood. Se que cosas parecidas suceden en los super circos internacionales. Pero en Feldman? Nuestro Morty? 


Una locura loca, de tan loco, lo desagradable queda desbordado por lo incomprensible. 

El mundo se mueve a una velocidad extrema y no me alcanzan ni los ojos para seguir el movimiento.  


vivito y coleando

domingo, septiembre 14, 2014

Si están cerca... Montevideo

Cuenco de Plata, Malena Levin, Juanita Fernandez, piano y percusión estrenaran mi pieza Gestalt, una obra nueva, que escribí en Buenos Aires este año.
También tocaran obras de Christian Wolff, Friederic Rzwesky y Felipe Ortiz

...from scratch

Ayer fui a un concierto del festival Gaudeamus. Fue un ok concierto. Nada para criticar... aunque tampoco era para tirar cuetes al aire. 
No estaba demasiado enojada para criticar, el enojo es un lujo... tampoco entusiasmada. Neutro. 


...

Comenzó la tarde con una "conferencia" entre un joven compositor japonés y un compositor maduro, miembro del jurado. El pobre pibe no entendía una palabra de inglés. Tenia una hoja con respuestas anotadas y eventualmente leía una respuesta al azar independientemente de la pregunta. Brillante.

Un par de asiáticos espontáneamente traducían algo desde la reducida audiencia y otro miembro del publico traducía  a los intérpretes de a tramos (traducía la traducción). Interesante!

El compositor del jurado termino reduciendo las preguntas al mínimo hasta llegar a una sola palabra … "fortísimo" ????? (acompañado de un gran gesto de sus brazos) . Sin verbos, sin adjetivos... pa' que? El japonés se reía. Asumo que la música que compone es muy fuerte. No había traductor para el compositor pero tampoco ejemplos sonoro... otra vez, pa' qué?

El salón... 

El nuevo centro de la música en Utrecht se parece a un gran supermercado vidriado, con escaleras mecánicas y guardias de seguridad pululando en el edificio. Un pequeño grupo de los conocidos de siempre eramos la audiencia, casi perdidos en la inmensidad del edificio. Las dimensiones shoppinescas  hacian la escena del concierto todavía más insignificante.

...

Por que a mi me tiene que importar la música (incluso gustar) si al mismo compositor que la hizo le ch… un h…? Los que tocan están pensando en otra cosa y el publico de habitués van a los conciertos como parte del laburo. 

...

Del otro lado…

La laboriosa tarea de la producción, para mi siempre vino junto a la composición. Pero estos últimos años mis experiencias organizando conciertos han sido bastante malas. Por diversas razones. Organizar conciertos requiere una extraordinaria cantidad de trabajo burocrático; maniatada en el trabajo de producción, mi capacidad de decisión resulta muy limitada; resultado: un trabajo enorme y cierta pobreza artística. Lo monetario es inexistente ya que conseguir el dinero lleva tantas horas de trabajo, que la cuenta final termina siendo ridícula. Algunas intensiones, algunos momentos de la inspiración inicial  prevalece, pero el saldo general es negativo. Parece como si no se pudiera salir de la maquinaria de produccion de conciertos y esa fuera la unica forma de ser escuchado. Aun con artistas inspirados, obras lindas e intenciones altruistas todo se transforma en otra cosa en el proceso.
Pareciera que la unica manera de hacer las cosas es entrando en una maquinaria, que, ademas no funciona. 

Un escenario complejo. 


Pero ayer, cuando me volvía del festival en el tren me empecé a sentir misteriosamente bien. Muy bien. 
Qué mejor momento cuando las cosas no funcionan, para hacer algo diferente, algo que no existe?
No es eso lo que quería? Usar la imaginación? Crear espacios?  Inventar de la nada?

Qué es la música sino la posibilidad de cambiar las cosas?

Hablo desde el uno total. Desde la brecha “without clue”.  

Los problemas me encienden, debo admitir, más que las soluciones.

En yoga cuando algo no funciona en una postura, se recomiendo empezar todo de nuevo “from scratch”, doesn’t matter how flexible, how old, how sick… 

me da esperanza. 

Ok, va de nuevo.

Hola. 


sábado, agosto 23, 2014

Pasado pisado

Apart Piano from Todd McLellan Motion/Stills Inc. on Vimeo.
This is the visual of a early 20th century piano coming apart in the air. First disassembled then laid out to photograph, it was then released from its original form.